Escucha esta nota aquí

La detención de la expresidenta Jeanine Áñez y de los ex ministros Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, han elevado la tensión en el país. Los pesos pesados del MAS celebran las aprehensiones y avalan la acción de la justicia. Por su parte, opositores y comunidad internacional claman por la independencia del poder judicial y argumentan que se trata de persecución política.

El Comité pro Santa Cruz se suma a las manifestaciones de repudio a las detenciones y convoca a una gran concentración de protesta contra las medidas asumidas por el Gobierno del MAS. La cita será este lunes, a las 18:00, en el Cristo, según un comunicado de la institución.

El vicepresidente de la entidad cívica, Fernando Larach, confirma la convocatoria. "No es un cabildo", aclara el cívico. "Es una concentración en rechazo a las acciones que está llevando adelante el Gobierno, violando los derechos constitucionales".

Además, asume que las medidas propuestas por el Comité se endurecerán en los próximos días si el Gobierno no retrocede con la persecución a las exautoridades. 

Este martes, la institución cívica cruceña acogerá a representantes de 7 comités cívicos departamentales para una reunión nacional a fin de unificar las acciones de protesta ante las detenciones realizadas en los últimos días.

"Lo más importante es que se trata de remarcar que en Bolivia no hubo golpe de Estado”, afirma Larach. Repasa los hechos acontecidos en octubre y noviembre del 2019 y señala que "Evo Morales no fue destituido por la fuerza. Hicieron pública su renuncia ante los medios de comunicación".

En su declaración, señala el vicepresidente cívico, "el ciudadano Evo Morales" justificó su renuncia "haciendo caso a la Conalcam, a la COB y a la iglesia Católica". Y propone que, haciendo caso a  la declaración, "los enjuicien a ellos".

Larach considera que las declaraciones realizadas por sectores afines al MAS están "fuera de lugar" y "falta a la verdad, siguiendo un discurso del MAS que busca escribir la historia que vivió Bolivia en 2019".

El representante cívico insiste en que la renuncia de Morales responde al fraude electoral constatado por la OEA y que la presidencia de Áñez está validada en una "transición constitucional, avalada por leyes sancionadas por los parlamentarios masistas que dominaban la Asamblea Legislativa".




LEA TAMBIÉN



Comentarios