Escucha esta nota aquí

Después de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) denunciara formalmente que Luis Fernando Camacho, líder de la alianza Creemos, y su padre, José Luis Camacho, fueron artífices de un supuesto golpe de Estado que desencadenó en la salida de Evo Morales del poder, surge el rechazo por parte del Comité pro Santa Cruz. 

Desde la entidad cívica cruceña señalan que hay persecución política contra los Camacho, quienes son expresidentes del ente cívico. El rechazo también se centra en las acusaciones contra el excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kalimán, y el excomandante de la Policía Yuri Calderón, ambos acusados por “conspiración y desestabilización” contra la administración de Morales, en noviembre de 2019.

"La denuncia -sin fundamentos- de un supuesto golpe de Estado, solo tiene el fin de perseguir y procesar a quienes piensan diferente, utilizando un viejo y vergonzoso libreto del MAS. La opinión pública y el mundo entero conocen que en Bolivia existió un fraude electoral gestado por Evo Morales y sus cómplices en octubre del 2019", expresaron desde el directorio del Comité, quienes afirman que lo que hubo fue un fraude electoral.

También recordaron que fue el masismo el que golpeó a la democracia, lo que generó protestas pacíficas en todo el país y desencadenó en un paro cívico que concluyó con la renuncia de Morales, dando paso a la sucesión constitucional, enmarcada en las normas democráticas.

"El Comité pro Santa Cruz reitera su apoyo a nuestros exlíderes cívicos y excomandantes que estuvieron al lado de su pueblo defendiendo la democracia. Haremos una férrea defensa de todos los ciudadanos que sean injustamente perseguidos por el MAS y exigimos a la justicia enmarcarse en el derecho rechazando esta infamia", manifestaron.

Según la denuncia presentada en días pasados por la exdiputada masista Lidia Patty, a Luis Fernando y José Luis Camacho se los acusa por los "hechos ilícitos" de terrorismo (Artículo 133 del Código Penal), sedición (Artículo 123) y conspiración (artículo 126) que conllevaron a una conmoción social en el país.

"Hemos puesto una demanda ante el Ministerio Público, junto a mi abogado. Es importante esto, porque nadie está haciendo (seguimiento), porque ellos (Luis Fernando Camacho y su papá) están libres, tranquilos y (son los) que han desestabilizado económicamente todo, políticamente lo han desestabilizado al país”, declaró Patty a los medios.

Para la exdiputada masista, las víctimas fueron el entonces presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y los titulares de la Asamblea Lrgislativa, Adriana Salvatierra y  Víctor Borda.

Comentarios