Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investigue todos los casos de violencia ocurridos en pasado año. Tras la petición del Gobierno, la CIDH enviará una comisión a Bolivia para esclarecer las masacres de Senkata y Sacaba y en las que, se supone, intervinieron las fuerzas del orden.

Para Calvo es importante que se investiguen esos sucesos, pero sin dejar de lado otros eventos de violencia que también se enmarcan en las protestas ciudadanas en defensa de la democracia. Recalca que la comisión "esta siendo invitada a ser imparcial, a velar por los derechos humanos de todos los bolivianos".

Además de la conferencia de prensa, el Comité explica que presentó un escrito con el mismo reclamo para "hacer escuchar el clamor de la gente".

Calvo destaca que la invitación del gobierno se limita al esclarecimiento de las masacres de Sacaba y Senkata. Sin embargo agrega "esta comisión tiene muchas cosas que investigar, no solo las que favorecen al gobierno". Reclama que también se centren en las indagaciones en los sucesos acontecidos en otras partes de Bolivia.

En concreto, el presidente del Comité amplía el campo de trabajo de la CIDH para que "averigüen la muerte de Mario Salvatierra Herrera y de Marcelo Terrazas, en Montero". También se refiere a otros eventos violentos como la violación de 8 jovencitas en Potosí, el incendio de las casas de Waldo Albarracín y de Casimira Lema, la quema de los buses Pumakatari en La Paz o la explosión, con dinamita, de una pasarela de El Alto.

Finalmente, incluye en el pedido a la CIDH que "vean la persecución desatada contra los que pensamos diferente, nos quieren callar las voces", expresa el presidente cívico en referencia a la reciente detención de su asesor jurídico, Jorge Valda. 

Elecciones departamentales y municipales

Ante la proximidad de las elecciones municipales y departamentales, Rómulo Calvo ha pedido a los precandidatos que asuman el proceso electoral con sabiduría y que entiendan lo que aconteció en las elecciones nacionales para no cometer los mismos errores. Convoca a los aspirantes para que comprendan que "es el momento de la unidad, no podemos ir separados".

"Hemos dado la ventaja al enemigo en común", enfatiza Calvo al recordar el resultado en las pasadas elecciones. Considera que las continuas postulaciones plantean un mismo escenario en el entorno regional. "Una vez más, por no pensar en Bolivia, por no pensar en la región, por sus ambiciones políticas, estamos queriendo entrar a una elección con las mismas condiciones".

Desde el Comité anuncia: "no lo podemos permitir. Vamos a hacer nuestra campaña para que no caigamos en la trampa". Señala que el objetivo se centra en mantener la institucionalidad y apunta a conservar el control en las alcaldías así como en la gobernación.

El llamado de Calvo a los precandidatos clama por la unión, puesto que "esta vez, el pueblo va a votar con conciencia, de una forma útil, por Santa Cruz".

Auditoría al padrón electoral

Desde el ente cívico, se persiste en el reclamo para que el padrón electoral sea revisado y depurado antes de las elecciones de marzo. Confirmó que todavía no han recibido una respuesta a la carta enviada a la OEA, pero advierte que "el pueblo boliviano espera una respuesta de los organismos internacionales".

"Sin un padrón electoral confiable no se puede afrontar un proceso electoral nuevo" complementa Calvo. También reclama por la incapacidad de Salvador Romero al frente del TSE.