Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, propuso este jueves al Gobierno que reconduzca la estrategia para la contención del coronavirus en el país. A tres meses de la detección del primer caso positivo de Covid-19 en Bolivia y con el sistema de salud colapsado, el trabajo debería centrarse en desarrollar estudios de prevalencia que permitan conocer la situación real de la pandemia, sugiere.

En criterio del dirigente cívico, que es médico de profesión, en las condiciones en que se encuentra actualmente el país, con 15.281 casos confirmados de Covid-19 y 512 personas fallecidas, el trabajo debería centrarse en los estudios para la detección de anticuerpos que desarrolla el organismo.

“El sistema de salud colapsó y peleamos a ciegas contra la muerte. No tenemos en el país ni en Santa Cruz un estudio de prevalencia de la infección por Covid-19 para la detección de anticuerpos que desarrolla el organismo: las inmunoglobulinas IgG e IgM. Con ese estudio sabremos la situación real de la pandemia, una radiografía del comportamiento de la enfermedad y se podrá redefinir las políticas de salud y el manejo de la crisis sanitaria”, explicó Calvo.

De acuerdo con el informe epidemiológico emitido el miércoles por el Ministerio de Salud, Santa Cruz se mantiene como el departamento con mayores casos de contagio en el país, con 9.594; seguido por Beni, con 2.778, y Cochabamba, con 1.297.

Sin embargo, el dirigente cívico advirtió que estas cifras pueden estar por debajo de los casos reales por la falta de pruebas y de estudios que hacen que se desconozca el número de pacientes asintomáticos que existen en el país.

“Se ha comprobado que no se obtiene información epidemiológica fidedigna con la prueba de PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa), porque su finalidad es la detección temprana de la enfermedad y su efectividad solo abarca del primero al séptimo día de la infección. Luego de ese periodo los resultados del test pueden variar y la persona con síntomas que se sometió a una prueba de PCR dará negativo, aunque tenga la enfermedad”, señaló el dirigente cívico.

Cuestionó que después de tres meses del primer caso positivo de coronavirus en Bolivia, las autoridades sanitarias continúen apelando a estimaciones y proyecciones con sustento probabilístico que exponen falsos escenarios de la crisis sanitaria con cifras de contagio muy inferiores a la realidad.

La ministra de Salud, Eidy Roca, dijo el domingo que hasta fines de julio Bolivia alcanzará los 100.000 casos confirmados de coronavirus, pero alertó que la cifra puede variar hacia arriba o hacia abajo, dependiendo del grado de responsabilidad de las personas en asumir las medidas de bioseguridad y del cumplimiento de la cuarentena decretada por el Gobierno.

“Los países que han realizado el estudio de prevalencia tienen mejores resultados en el control de la pandemia con información precisa. En Bolivia se manejan cifras y estadísticas que pueden ser demasiado optimistas, considerando que es uno de los países de la región que hace menos test, ubicándose en el puesto número 17 de 23 con 32.486 pruebas realizadas en tres meses. Precisamente esto sucedió con Beni, que hasta el 19 de abril se mantenía sin casos positivos y una semana después registraba 39 afectados”, expresó Calvo.

MEDIDA

A decir del dirigente cívico, el primer paso para intentar la reducción de los casos de coronavirus, consiste en la detección anticipada y oportuna de los portadores del Covid-19 para proceder a su aislamiento y tratamiento. “La estrategia efectiva para enfrentar esta enfermedad debe buscar inmunidad y no solo síntomas”.

Según el presidente del Comité pro Santa Cruz, el estudio de prevalencia, que es la acción más importante en el diagnóstico, identifica los anticuerpos que después del séptimo día el organismo empieza a desarrollar. “Se deben obtener las muestras en el momento adecuado, es decir, asintomático o sospechoso de una infección pasada”.

Este estudio es una radiografía de la pandemia y de acuerdo a los resultados, es posible hacer seguimiento y rastreo de posibles portadores, vigilancia, y establecer zonas de escasa positividad, insistió Calvo.

El director del Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz (Sedes), Marcelo Ríos, admitió que el Centro de Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), laboratorio referente nacional, ha tenido problemas en responder a la demanda de estudios y de test para detectar los casos de coronavirus. Para atender la demanda, según Ríos, la Gobernación activó un laboratorio Covid-19 en el centro de salud de El Remanso.

Calvo señaló que el número de nuevos contagios es el resultado de la capacidad de procesamiento de pruebas PCR en los laboratorios, no de un trabajo científico y solo reflejan los cuadros sintomáticos. Se desconoce la incidencia de los asintomáticos o sospechosos y con 2.000 pruebas retrasadas ante el colapso del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) el trabajo de mitigación de la pandemia no tiene rumbo.