Escucha esta nota aquí

Crece el temor y la duda ante la posibilidad de estar contagiado por el virus del Covid-19. El contacto con un paciente que ha resultado positivo o los síntomas propios de la enfermedad son las principales causas que argumentan quienes acuden a los laboratorios para hacerse la prueba. Ante todo, buscan salir de la duda y, si es el caso, iniciar el tratamiento.

En la última semana, la afluencia de gente a los laboratorios se ha incrementado vertiginosamente. En El Remanso, dependiente del Servicios departamental de Salud, se ha triplicado la cantidad de personas que acuden. En los privados, el incremento es aún mayor, como explica la responsable del Hospital Universitario Martin Dockweiler, Paola Alvarado, donde reciben 6 veces más personas que hace siete días.

Jean Pierre Mendoza, director del laboratorio en El Remanso, confiesa que sólo en esta mañana, han procesado 450 pruebas, unas cifras impensables hace un par de meses. Por ahora, explica, reciben a los pacientes para la extracción de pruebas y completan todo el proceso de registro con la ficha epidemiológica, el procesamiento de las muestras y el informe final. Considera que, en general, se requiere 6 horas para completarlo.

Por el momento, el laboratorio de El Remanso se centra en las pruebas PCR, que son las únicas reportadas para el informe diario del Ministerio de Salud. Sin embargo, en otros centros, existen diferentes tipos de pruebas que también están a disposición de los pacientes.

Cuatro pruebas confiables

¿Cómo saber la prueba que se debe realizar? Mendoza indica que existen cuatro diferentes pruebas que se realizan de acuerdo al momento de la enfermedad. En primer lugar, las pruebas PCR, las más reconocidas, que consisten en el hisopado nasofaríngeo para recabar las muestras de examen.

Mediante esta prueba, se determina “si el paciente posee el virus del Covid-19 o no lo posee”, explica Mendoza. De acuerdo a las orientaciones de Mendoza, lo ideal es realizarse la extracción entre 5 y 7 días después de haber tenido el contacto con un caso positivo o, por otro lado, cuando se percibe los síntomas propios de la enfermedad.

Para el director del laboratorio de El Remanso, hacer la prueba antes de ese tiempo “puede ser un falso negativo”, que lleve a la confusión.

Una alternativa, similar al PCR, pero más económica, es la prueba de antígenos, que también detecta la presencia del virus mediante el hisopado. “Los nuevos reactivos entregado por el Gobierno nos permiten trabajar con la prueba de antígenos, que son más específicas que las PCR”.

Las otras dos pruebas que se realizan centran su análisis en la existencia de anticuerpos de defensa en el paciente. Tanto la prueba Elisa como la Clisa son exámenes se deben tomar entre los 7 y los 21 días de ser diagnosticado como Covid-19 positivo. En ambos casos, el resultado medirá la existencia de inmunoglobina M o G, comúnmente conocidas como IgM e IgG.

Mendoza aclara que estas pruebas no son diagnósticas, pero si complementan las primeras al considerar las defensas que el propio cuerpo ha podido generar ante la enfermedad.

Variedad de precios y laboratorios

Al momento de hacerse las pruebas, asaltan las dudas sobre qué laboratorios son confiables o hasta qué precio es adecuado cancelar. Desde el Sedes se explica que actualmente se cuenta con 15 laboratorios, 3 de los cuales realizan los análisis de forma gratuita: Cenetrop, El Remanso y la Maternidad (aunque todavía no se ha reactivado este centro).

Otros dos laboratorios corresponden a los seguros de salud. Tanto la Caja Nacional de Salud, como la Caja Petrolera de Salud realizan las pruebas para sus afiliados en el marco de la prestación de servicios.

Además de estos centros, el Sedes reconoce una decena de laboratorios oficiales que también aportan sus estadísticas al finalizar cada jornada.

La variedad de pruebas también representa una variedad de precios. Las PCR son las pruebas más caras y oscilan entre los Bs 550 y los Bs 700 cuando se realiza la extracción en los centros privados. Las pruebas Elisa y Clisa tiene un precio más accesible y ronda entre los Bs 320 y los Bs 400 de acuerdo al laboratorio.

Atención directa

Para facilitar la atención, se han implementado diversos servicios de atención domiciliaria. También se han habilitado dos puntos de autocovid, para dar mayor facilidad y seguridad a las personas.

Carina Ayala, responsable de Farmacorp, explica que la recogida de las muestras, ya sean por hisopado o por extracción de sangre se realizan desde el mismo auto en dos puntos de la ciudad: fexpocruz y Avenida Virgen de Cotoca y 5to anillo. Estas muestras serán procesadas en un laboratorio para, posteriormente, enviar por mensaje de WhastApp el resultado.

En el Hospital Universitario Martin Dockweiler se trabaja con tecnología de última generación lo que permite realizar las pruebas Eclia y procesarla en un laboratorio automatizado. De esta manera, se pueden obtener los resultados con mayor rapidez, destaca su responsable Paola Alvarado.

Comentarios