Escucha esta nota aquí

Con 33 pacientes en terapia, de ellos 13 están intubados, el hospital Católico alerta de una catástrofe si se cumple con el recorte del oxígeno que anunció la empresa proveedora. 

El monseñor Sergio Gualberti, expresó que están pasando momentos muy críticos en el hospital y lo que preocupa es que hay vidas en riesgo.  

A su vez, el director general del Hospital Católico, Víctor Hugo Valda Antelo, expresó que: "si se mantiene la cantidad de entrega que indican tendríamos una catástrofe total. La vida de estas personas están en riesgo, sin oxígeno los pacientes mueren".

Remarcó que la cantidad que se anunció que se les entregará es completamente insuficiente, pues a diario requieren 775 kilos de oxígeno y se comprometieron a entregarles 250 kilogramos, una cantidad insuficiente.

"Según el último reporte que recibimos, en siete horas hemos consumido 244 kilos de oxígeno, pero el anuncio es que entregarán 250 kilogramos en 24 horas. Si esto pasa sería una catástrofe total", remarcó.

Valda aseguró que en los últimos meses no aumentaron la cantidad de camas de terapia sino que tienen más demanda de servicios, por lo que aumentaron el consumo de oxígeno. 

Según un comunicado emitido este viernes por la empresa Nitrox SRL, que es la proveedora a este centro hospitalario, el recorte es por la alta demanda en el departamento y país. 

El hospital Católico tiene cuatro ventiladores más para habilitar y otros tres llegarán el martes, aunque con el anuncio de reducción de oxígeno sería imposible su funcionamiento.

Comentarios