Escucha esta nota aquí

Pasadas las 13:30, un almacén, ubicado en pleno centro de Yapacaní, comenzó a arder, alertando a los pobladores. Con baldes de todos los tamaños, mangueras de uso casero y frazadas, los vecinos consiguieron apagar el incendio de magnitud en aproximadamente tres horas de trabajo.


La Policía, que llegó al lugar, reportó que hubo daños estructurales y materiales, principalmente de productos de limpieza y plásticos, altamente tóxicos.

Vecinos indicaron que como no se cuenta con un carro bombero en Yapacaní, emplearon todo lo que tenían a mano.

En videos se observa a hombres, mujeres y hasta una niña colaborando en las tareas, además de las precarias condiciones en las que ayudan, con escaleras y baldes pequeños.

Una de las propietarias que acudió al lugar agradeció la colaboración de la población e indicó que no se registraron daños personales.

A las 16:30, se logró extinguir el fuego y se procedió al enfriamiento de la estructura.

Comentarios