Escucha esta nota aquí

El Concejo municipal de Santa Cruz aprobó este jueves una ley municipal que sanciona con multas de hasta 20 salarios mínimos la quema de residuos como basura, pastizales, neumáticos, entre otros, que puedan genera incendios forestales en la ciudad. La norma tiene la finalidad de proteger y conservar el medio ambiente y la salud de la población cruceña. 

“La ley dice que queda terminantemente prohibido toda quema de residuos, desechos, restos de poda, llantas y sustancias inflamables en vías, espacios de dominio público y privado, áreas protegidas y de protección, áreas donde se desarrollen actividades sociales, económicas y de recreación”, detalla el comunicado oficial enviado a EL DEBER.

La ‘Ley Especial de Prohibición y Sanción contra Quemas y Prevención de Incendios Forestales’ también regula la manipulación de sustancias inflamables que puedan generar incendios, tales como colillas de cigarros, fósforos encendidos, plásticos, entre otros.
 
Las sanciones para los infractores son económicas y, dependiendo de la gravedad del hecho, oscila entre cuatro a 20 salarios mínimos.  “En cuanto a las sanciones serán de acuerdo al tipo de infracción, así por ejemplo entre graves y gravísimas irán entre cuatro y 20 salarios mínimos; en caso de reincidencia, se aplicará el doble de la primera sanción impuesta”.

EL DEBER intentó comunicarse con el equipo de prensa del Concejo municipal y de la Alcaldía cruceña para ampliar el contenido de la nueva ley, pero no obtuvimos respuesta.