Escucha esta nota aquí

El Concejo Municipal de Samaipata eligió a Mary Elena Toledo como la nueva alcaldesa interina después de la destitución de Flavio López “por mandato del cabildo”. La sesión extraordinaria del Concejo, convocada a primera hora de este sábado, contó con la participación de 4 de los 5 concejales que componen el órgano deliberativo.

Al momento de asumir el cargo, Toledo reiteró su renuncia al MAS, partido por el cual alcanzó el curul municipal y del que se encontraba alejada tiempo atrás.
El secretario edil Norberto Borda considera que la destitución del alcalde y el nombramiento de Toledo supone el quebrantamiento del orden institucional y “está fuera de norma". 

"El Concejo no tiene la atribución para destituir al alcalde y sólo podría nombrar uno nuevo en caso de renuncia explícita, cosa que no ha ocurrido”, expresó Borda que considera que en virtud del “respeto al voto popular y la ley de ampliación de mandato hasta las nuevas elecciones”, López continúa al frente de la Alcaldía. 

Borda señala a grupos violentos organizados bajo el identificativo de motoqueros de acosar y amedrentar a la autoridad para obligarle a presentar la renuncia.

Por seguridad, manifiesta, “Flavio López está resguardado en un lugar fuera de Samaipata”. Además, reitera que no existe ninguna denuncia en contra del alcalde por el supuesto apoyo a los bloqueadores. “Le están mintiendo al pueblo”, remató.

El nombramiento de Toledo genera serias dudas sobre la legalidad puesto que la normativa no contempla la figura de “destitución por mandato de cabildo” y la elección de una autoridad interina por parte del Concejo Municipal sólo corresponde en los casos de renuncia o revocatorio.

Lo que pasó más temprano

Mediante un cabildo popular, Samaipata acordó destituir al alcalde municipal, Flavio López, por "mandato del cabildo" y lo declaró "persona no grata". Muchas personas mantuvieron  una vigilia pacífica en las afueras de las instalaciones municipales en espera que el Concejo eligiese a una nueva autoridad.

A nombre del Movimiento Ciudadano Samaipateño, el presidente del Cómite Cívico, Roddy Paniagua, consultó a los participantes si estaban de acuerdo en "destituir al alcalde por mandato de este cabildo". La pregunta estaba en el aire desde que se convocó el cabildo, pero con la respuesta unánime de la multitud, se ratificó el deseo de los vecinos.

Poco después, el notario de fé pública, Erick Prado, suscribió la decisión popular aprobada en el Cabildo en un acta formal. 

Pedro Herrera, responsable del Movimiento Ciudadano, destacó la aprobación de tres artículos que componen la resolución: la destitución de Flavio López como alcalde de Samaipata; instruir al Concejo para que proceda, según reglamento, a la elección del nuevo alcalde interino; y mantener la vigilia y toma pacífica hasta la elección de la nueva  autoridad.

La tensión en el municipio samaipateño se arrastra desde mediados de agosto tras los conflictos suscitados entre pobladores y movilizados. La tarde noche del 7 de agosto, un grupo de bloqueadores, amparados por el pedido de la COB, irrumpía en el centro urbano de Samaipata y atemorizaba a la población.

A raíz de esos sucesos, se reclamó la pasividad del alcalde del MAS, Flavio López, que permitió el actuar de los movilizados. Entre las denuncias que circulaban se apuntaba al supuesto apoyo que había ofrecido a los bloqueadores.

López desmintió en reiteradas ocasiones esta acusación y expresó que él mismo, en persona, coordinó con la Policía para la restitución del orden.

Desde ese momento, el cruce de acusaciones entre uno y otro bando fue subiendo de tono. La ausencia del alcalde a las dos citaciones cursadas por el Concejo Municipal que solicitaba un informe oral sobre su participación en los sucesos fue el detonante para que el pueblo samaipateño exija la renuncia de López.

El Secretario Municipal Administrativo, Norberto Borda, explicó a EL DEBER que la ausencia del alcalde a la primera de las audiencias públicas se debió a la imposibilidad de suspender las reuniones que ya tenía pactadas en Santa Cruz. Agregó que López envió una carta en la cual respondía al cuestionamiento del Concejo.

Sin embargo, Borda remarca que la falta de garantías y resguardo hacia el alcalde y sus familiares fue el motivo de su ausencia en la segunda ocasión en la que fue citado.

Para entonces, los pobladores habían cercado el edificio edil en una vigilia pacífica que exigía la destitución del alcalde López.