Escucha esta nota aquí

El Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra aprobó este martes por unanimidad la Ley de Modificación a la Ley de Contratos y Convenios municipales 123/2014, que permitirá que los acuerdos que tengan una inversión igual o superior a los Bs 1.000.000 vuelvan a ser revisados y aprobados por los concejales. Quitando así, la potestad que tenía la Alcaldía para admitirlos.

Fue el concejal de Comunidad Autonómica (C-A), José Antonio Alberti, quien presentó el proyecto de ley municipal, con el cual se modificaron dos artículos de la norma 123/2014, que estaba vigente desde hace más de siete años, pues fue aprobada durante la gestión de Percy Fernández.

En 2014 le quitaron al Concejo la potestad de revisar los contratos y convenios y el Ejecutivo municipal suscribía estos acuerdos de manera unilateral. Es decir, firmaban los contratos de recojo de basura, de desayuno escolar, de realización de obras y otros, sin previa aprobación del Concejo y lo único que podíamos hacer los concejales era revisar los documentos y fiscalizar su ejecución. Ahora todo cambió”, explicó Alberti en contacto con EL DEBER.

La nueva norma específica que los contratos con una inversión igual o superior a los Bs 1.000.000 deben ser revisados y aprobados por el Concejo Municipal. Además, establece que serán fiscalizados durante su ejecución.

El concejal comentó que fue este martes que presentó su propuesta y fue tratada en la sesión de manera urgente, lo que sorprendió a algunos concejales. Sin embargo, aclaró que previo a esta aprobación ya se había socializado con los miembros del Concejo sobre los alcances de esta modificación a la antigua normal, por lo que recibió el apoyo total.

“Los concejales aprobaron por unanimidad esta ley de modificación y con esto se devuelve la dignidad al Concejo, que había perdido su rol fiscalizador. Esperamos que el alcalde Jhonny Fernández pueda promulgarla de manera rápida para que entre en vigencia”, señaló.

Al respecto, Manuel 'Mamen' Saavedra, concejal de Demócratas, calificó esta determinación como “un regalo para Santa Cruz”, al señalar que los 11 concejales (de UCS, C-A y Demócratas) se unieron por un bien común, que es el de fiscalizar los recursos económicos del municipio.

"Los contratos vuelven al Concejo Municipal para ser revisados, aprobados y fiscalizados porque estamos en una pandemia y debemos ser eficientes en el uso de los recursos públicos. Se ha corregido un error histórico que cortó una de las manos de la fiscalización”, comentó.

Es así que Saavedra dijo que con estas revisiones "se evitará ejecutar nuevas obras con sobreprecio y los contratos se firmarán de manera transparente cumpliendo con los plazos establecidos".

 

Comentarios