Escucha esta nota aquí

Con las imágenes de las cámaras de seguridad, un estudio técnico morfológico y el testimonio del miembro de la banda que atracó la joyería Carrasco el sábado, la Policía ha identificado a Jorge Mauricio Soliz Rojas (36), como autor del disparo contra José Luis Gentile Álvarez (47).

Así lo informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Johnny Aguilera, quien detalló que entre los antecedentes de Soliz Rojas, figura su participación en la matanza de 35 personas en agosto de 2013 en el área de máxima seguridad de Palmasola conocida como ‘Chonchocorito’.

Además, estuvo implicado en un atraco a un supermercado en 2013 y, estando preso, fue identificado como autor intelectual del atraco a un negocio en la zona Mutualista en 2016.

Reconoció culpa en matanza

En septiembre de 2014, Jorge Mauricio Soliz Rojas se sometió a un proceso abreviado en el que aceptó su culpa en la matanza de Palmasola y fue sentenciado a 30 años de cárcel por los delitos de asesinato y lesiones gravísimas.

El hecho fue atribuido a ‘pugnas de poder’ entre los internos de los bloques A y B de Chonchocorito. El 23 de agosto de 2013, internos del bloque B incendiaron el bloque A usando garrafas como lanza llamas y atacaron con machetes a los que escapaban del fuego.

Según el informe brindado por Aguilera, el reo Soliz Rojas estaba en Mocoví, Trinidad y de allí escapó en febrero de este año.

Se salvó de morir en Palmasola

El 5 de marzo de 2018, días antes de la intervención policial a la cárcel de Palmasola, en el penal se registró una revuelta atribuida al entonces regente del penal, Víctor Hugo Escóbar Orellana, alias ‘Oti’, quien había mandado a su gente a atentar contra la vida de 10 internos (entre ellos Soliz Rojas) que estaban en ‘el bote’, como se denomina a las celdas de castigo.

Los 10 internos en cuestión lograron escapar con ayuda de internos del PC-6, lo que derivó en que estos, sean atacados por gente de ‘Oti’ como represalia. En tal sentido, las autoridades penitenciarias determinaron el traslado de esos 10 reos a las cárceles de Mocoví en Trinidad, Morros Blancos en Tarija y El Abra de Cochabamba.

Estos internos eran considerados de ‘máxima peligrosidad’, eran conocidos como ‘La Pesada’, pues era el grupo que ejercía el poder entre los reclusos antes de que ‘Oti’ fuera elegido como regente.

Fuga de Mocoví

 Según el portal Informándote, de Beni, el 3 de febrero de este año, las autoridades de ese departamento reportaron la fuga de Jorge Mauricio Soliz Rojas. “De acuerdo a informes policiales, a las 8:45 se verificó en el Centro de Rehabilitación de Varones, Mocoví, a través de la lista de control rutinario, que el recluso no se encontraba”, señala el portal Informándote.

El jefe de la Felcc de Santa Cruz confirmó que el reporte que se tiene es que el sentenciado a 30 años fugó en esa fecha de Mocoví y que desde entonces se había movilizado por las áreas periurbanas de Santa Cruz, ocultándose en casas que tomaba en alquiler su esposa Jaqueline Vargas Saldías, quien también tiene antecedentes por robo agravado.

La Policía sigue tras los pasos de Soliz Rojas y de su esposa, además de los otros miembros de la banda que ejecutó el atraco frustrado a la joyería, el peruano Estanislao Mendoza Ribera y de otro boliviano aún no identificado plenamente. Por el momento ya está detenido el peruano José Antonio Panuera Mejía.

Tags

Comentarios