Escucha esta nota aquí

Dar cristiana sepultura a los seres queridos en tiempos de coronavirus exige seguir un estricto protocolo que fue expuesto por el director de Cementerios del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, Ronald Romero. En un contacto con EL DEBER, el funcionario público exteriorizó el protocolo que debe seguir la ciudadanía en caso de fallecimiento.

​1. En primer lugar, en caso de haber fallecimiento en un domicilio o lugar particular, las personas deben comunicarse con la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) para que estos pueden emitir un informe. Contacto: 800 143030.

2. Una vez la Policía emite un informe, el familiar debe tramitar el certificado de óbito mediante el ​ Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y así determinar las causas del fallecimiento y si existen sospechas de contagio por coronavirus.

3. Una vez emitido el certificado de óbito, la municipalidad autoriza que la persona fallecida pase al crematorio municipal o sea enterrada en una fosa individual en uno de los 23 cementerios dispuestos en la capital cruceña. La solicitud se hace en el Cementerio General. 

Según Romero, estos trámites no deben tardar más de 24 horas.

4. Seguidos estos pasos, los funcionarios de la Alcaldía se encargan de recoger el cuerpo, con un protocolo de seguridad que exige llevar al fallecido en una bolsa y en un ataúd ecológico de cartón prensado para trasladar al crematorio o cementerio.

5. En caso de no haber espacio en el crematorio municipal, se procederá al entierro en una fosa individual. Si el fallecido estaba contagiado con Covid-19 no está permitido realizar un velorio y al cementerio solo pueden acudir dos personas. 

6. En caso de no haber contagio, se permite que hasta 10 personas asistan al entierro. En caso de cremación, la Alcaldía entrega una urna a los familiares con los restos del fallecido.

7. Todo el servicio prestado por la alcaldía es gratuito, según Romero.

Desde su puesta en marcha, el 19 de junio, el crematorio municipal procedió a cremar los cuerpos de 156 personas fallecidas y diariamente realizan un promedio de 10 cremaciones, según el funcionario.