Escucha esta nota aquí

La Ley de Desarrollo y Fortalecimiento Provincial está en puerta. La Asamblea Legislativa Departamental sesionará mañana en el municipio de Vallegrande para afinar los detalles y remitir la norma para su aprobación. La misma resalta por una serie de bases que apunta a descentralizar las labores de la Gobernación y fortalecer la autonomía en las provincias.

"Es preciso dar un siguiente paso que permita emprender una nueva etapa en el proceso de implementación autonómica, con la finalidad de profundizar la delegación de funciones de la Gobernación a las subgobernaciones para que desarrollen actividades que mejoren las condiciones de vida en las provincias y fomentar el desarrollo socioeconómico integral del departamento", manifestó a EL DEBER el presidente del órgano deliberante, Hugo Salmón.

Según lo expuesto por el asambleísta cruceño, la nueva ley se articula bajo las siguientes bases:

1. Acercar la gestión a la gente: mediante la delegación administrativa de funciones e instrumentos para la administración de los recursos asignados, de acuerdo a las características específicas de cada provincia.

2. Fortalecer las subgobernaciones provinciales: con la transferencia de áreas funcionales a provincia, desconcentrando recursos humanos con base operativa en provincia y la correspondiente asignación de recursos económicos y definición de las fuentes de financiamiento, para la ejecución de la presente Ley.

3. Gestión participativa: con la creación, composición y funcionamiento  de los Consejos de Desarrollo Provincial, como instancias de debate, análisis y planificación de políticas que incorporaran actores públicos y privados, para establecer acuerdos que contribuyan al desarrollo provincial.

4. Distribución, administración y ejecución de las regalías departamentales: (50% de productoras – 40% de no productoras) conforme a datos oficiales que establezcan volúmenes de producción, extensión territorial, población e indicadores de pobreza.

El 10% que corresponde a los pueblos indígenas será asignado de acuerdo a las necesidades, programas y proyectos presentados por las organizaciones o representantes de los pueblos indígenas respetando sus normas y procedimientos propios.

5. Creación del Fondo de Equidad, con la finalidad de eliminar progresivamente las desigualdades en el desarrollo de las provincias; así como disminuir los índices de pobreza, que funcionará con recursos provenientes de fuentes de financiamiento tanto internas como externas, destinados a la ejecución de programas y proyectos específicos de impacto socio – económico.

¿Qué desconcentrar?

Salmón también expuso que hay al menos 18 servicios que se desconcertarán a las subgobernaciones, entre ellos la ejecución de actividades o componentes en programas y proyectos en áreas como transporte, carreteras y caminos, electrificación y energías, ordenamiento territorial, minería e hidrocarburos, turismo, desarrollo productivo, medioambiente, cultura, políticas sociales, entre otros.

Asimismo, que se podrán crear instrumentos y espacios de participación ciudadana en las provincias para transmitir las demandas y necesidades de sus habitantes al Gobierno Departamental y así "alcanzar una administración más cercana y eficiente". Además, mediante esta norma se regulará la composición y atribuciones de estas instancias en la provincia.