Escucha esta nota aquí

Perder un familiar es una situación delicada, pero existen procedimientos que se deben seguir en caso de que una persona fallezca por Covid-19. Desde el Servicio Departamental de Salud (Sedes), el responsable de protocolo y manejo de cadáveres Covid-19, Dagner Montalván, explicó el procedimiento legal que se debe seguir cuando una persona infectada o sospechosa muere en su domicilio, en vía pública o en un centro de salud público o privado.

1. Llame a la Policía

La unidad de Homicidios llegará al lugar para certificar que se trata de una muerte por Covid-19 y evaluarán trasladar los restos a la morgue para pacientes del virus o emitir un documento donde se exhiba que el fallecido o fallecida no tienen ningún tipo de violencia y que la causa del deceso es por el virus.

2. Certificado de defunción

Obtener el certificado médico único de defunción es el segundo paso. Se debe gestionar en los establecimientos de salud, por medio del médico de cabecera del paciente. 

En caso de no contar con un profesional, se pueden dirigir al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para recibir el certificado de manera gratuita.

3. Muerte en vía pública

Se puede catalogar como una muerte dudosa, por lo que del mismo modo que si fuese en un domicilio, lo primero que se debe hacer es llamar a las autoridades policiales para que hagan el levantamiento legal del cuerpo y lo trasladen a la morgue del hospital de la Pampa de la Isla

4. Muerte en establecimiento de salud

En caso de que el fallecimiento fuera en un establecimiento de salud, público o privado, el médico tratante es el indicado para emitir el certificado de defunción para que la familia pueda proceder a gestionar los servicios funerarios.

5. Están prohibidos los velorios

Posterior a esto se puede notificar a una funeraria para trasladar a la persona fallecida al crematorio o proceder a la inhumación (llevar al cementerio para depositar los restos en un nicho o enterrarlos). Los velorios están prohibidos.

Montalván reiteró que las personas no deben acercarse a los cadáveres debido al riesgo de contagio y se deben usar todos los insumos necesarios para el manejo de los restos, responsabilidad que recae en el personal de salud y funcionarios de las funerarias que fueron debidamente capacitados.

Comentarios