Escucha esta nota aquí

Autoridades de la Gobernación de Santa Cruz llegaron la mañana de este martes hasta el puente paralelo del Urubó para inspeccionar el avance de la obra. Según el secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación, Fernando Menacho, la ejecución de la primera fase de este proyecto ya tiene un 95 por ciento de avance.

 A decir de Menacho, hasta fin de año se pretende entregar la primera fase de la construcción de este puente, que descongestionará el tráfico en la zona del Urubó.

El vicegobernador Mario Aguilera, quien también acudió a la supervisión de la obra, detalló que se trata de la primera fase y restan dos etapas más, una destinada a la iluminación del área y otra a la habilitación de los accesos al puente.

La obra estaría definitivamente utilizable durante el segundo semestre del 2022.  Se trata de "una infraestructura importante para la planificación metropolitana", dijo Aguilera. 

La inversión en la construcción del puente paralelo asciende a Bs 56 millones y las fases complementarias demandarán otra inversión de Bs 26 millones. 

Sobre las características de la obra, Menacho explicó que la calzada es de 11 metros de ancho e integra tanto  los carriles para vehículos como la ciclovía y un espacio para peatones. La plataforma cuenta con una longitud de 420 metros que se complementan con otros 200 metros para el acceso desde Porongo.

En el acceso cruceño se requiere la adecuación de un ingreso de 1.200 metros que requiere un segundo puente de 40 metros de longitud.

Comentarios