Escucha esta nota aquí

La asociación islámica Ahmadía anunció esta semana la construcción de una mezquita para más de 200 fieles musulmanes en el municipio de Warnes (Santa Cruz), donde funcionará la primera misión permanente de este movimiento reformador de los musulmanes en Bolivia.

El jefe de la misión islámica, Ghalib Ataul, quien encabeza el proyecto, estimó que el centro comunitario abrirá sus puertas a mediados de 2016, con el cual se espera hacer crecer esta fe religiosa.

“El islam es una religión incomprendida por mucha gente en el mundo. Esperamos presentar las enseñanzas de paz y verdad del islam a todos los bolivianos. A cualquier país que vamos nuestro objetivo es trabajar junto con otras organizaciones religiosas para establecer un diálogo interreligioso, de forma tal de alcanzar una atmósfera de paz y comprensión”, indicó Ataul al diario EL DEBER.

El líder religioso aseguró que los musulmanes ahmadíes impulsan un islam pacifista, humanista y democrático que respete a los otros credos religiosos sin distinción.

Durante un acto de presentación del emprendimiento, el alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, saludó el proyecto de la comunidad musulmana y aseguró que el mismo se enmarca en la decisión de su gestión de convertir esa ciudad en un “municipio multicultural”.

“Saludamos la llegada de esta asociación. Warnes está abierta a todos los credos religiosos en concomitancia con el espíritu de la nueva Constitución Política del Estado, que garantiza la libertad de expresión y de culto”, indicó el burgomaestre.

El Movimiento Ahmadía del islam fue fundado por Mirza Ghulam Ahmad, el 23 de marzo de 1889, en la India y se considera uno de las organizaciones reformadoras dentro del islam, reflexionando sobre la esencia de esta religión.

Desde abril de 2003 el jefe supremo de la Comunidad Internacional Ahmadía es Jalifatul V. Mirza Masrur Ahmad.
Los musulmanes ahmadía se separan claramente de los grupos militantes y fundamentalistas islámicos, destacando los elementos pacíficos y tolerantes del islam.

No obstante, la gran mayoría de los musulmanes tradicionales considera que el movimiento Ahmadía es “apóstata y hereje” al islam tradicional.
El movimiento religioso musulmán cuenta actualmente con unos 300 millones de seguidores en más de 120 países.

Debido a las persecuciones a los musulmanes ahmadíes en Pakistán, la sede principal del movimiento se encuentra en Londres (Reino Unido), donde a fines de agosto se realizará la 49ª Convención Internacional, en la que participarán líderes políticos y religiosos de otros credos, dirigentes de movimientos sociales y periodistas de los cinco continentes