Escucha esta nota aquí

De las 4.674 personas que fueron contratadas eventualmente en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra a inicios de 2020, la planilla aumentó este año a 6.328. Es decir, creció en un 26,13% con relación a la anterior gestión. El pico más alto se produjo entre enero y marzo de 2021, coincidiendo con la época de campaña electoral.

El informe fue presentado ayer por la comisión de transición del alcalde electo, Jhonny Fernández (UCS), tomando como base los datos proporcionados por la dirección de Recursos Humanos del gobierno municipal de la gestión saliente de la alcaldesa interina, Angélica Sosa (SPT).

En total, la cantidad de servidores públicos que prestan servicio a la comuna cruceña alcanzan a las 9.541 personas. La planilla de sueldos correspondiente a marzo de 2021 fue de Bs 66.875.592.

Mario Centellas, de la comisión de transición de Fernández, indicó que solo cuentan con las listas de personal, pero cuando asuman la gestión, el próximo lunes 3 de mayo, podrán realizar un análisis detallado de los servidores públicos, de las funciones que cumplen y si no existe duplicidad de cargos. También evaluarán a los funcionarios para determinar si cumplieron o no con los objetivos de sus cargos, además de los requisitos contemplados en los reglamentos.

“Hemos tenido acceso al sistema informático donde están almacenados los ítems y contratos. Las autoridades salientes nos suministran la lista completa, que luego tendremos que analizar en detalle para verificar los datos”, señaló Centellas.

Además, indicó que en cuanto a ítems, ha sido homogénea, pero sí ha tenido una escalada importante en los contratos que se realizan desde 2015.

“El reglamento de un decreto supremo de 2001 que regula el sistema de administración de personal. En base a este hay que evaluar funciones y cargos para una reorganización administrativa”, apuntó.

Centellas también mencionó que en la Ley Financial de este año autoriza a todas las entidades públicas, incluidas las autónomas, a disponer de personal en caso de ser necesario.

“Es la ley que aprueba el presupuesto nacional que fue promulgada en octubre de 2020. Nadie puede mantener la misma cantidad de gente. No hemos ingresado a la Alcaldía y no hemos hecho nada. Solo tenemos un diagnóstico preliminar de lo que está ocurriendo. Otra cosa es sentarse y revisar papeles”, dijo Centellas.

El vocero de la comisión también explicó que para todas las personas que están con ítem hay una escala salarial por niveles, desde el 1 al 27 y que de cierto nivel para abajo están en la Ley del Trabajo.

“Son auxiliares o asistentes. A esas personas no se las puede retirar porque están en la ley, pero desde el nivel 6 para arriba se puede, revisando antes si son funcionarios de carrera”, detalló Centellas.

Adelantó que, por el momento, no se conoce el dato de cuántos servidores públicos municipales están bajo la Ley del Trabajo.

Sobre los rumores de que existían funcionarios que en los últimos meses solicitaron que se les baje de nivel para no ser retirados, Centellas señaló que no se puede saber nada al respecto hasta que asuman la gestión.

“Se han escuchado muchos rumores. La Ley General del Trabajo dice que si usted baja de nivel a alguien, es un despido indirecto, no creo que se animen a hacer eso en Recursos Humanos, porque estarían incurriendo en una práctica ilegal y, por supuesto, el daño económico será cargado a ellos”, puntualizó Centellas.

Se consultó a la alcaldesa interina y a Sandra Velarde, secretaria de Finanzas del municipio cruceño sobre estos aspectos, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta sobre el aumento de contratos eventuales y a qué reparticiones habían sido destinados.

Enero, un boom de contratos

Otro detalle que precisó la comisión de transición fue la contratación de personal eventual en enero de esta gestión.

“En relación al promedio de contrataciones en enero de cada gestión, el 2021 se elevó un 52%, resultando un impacto económico de Bs 10.092.687”, señala el informe y que de enero a marzo de este año, un total de 2.227 personas fueron contratadas eventualmente. De este total, solo el 11% de los contratados fueron destinados al área de salud, una de las más necesitadas por la emergencia generada por la pandemia de coronavirus.

Centellas indicó que la mayoría de estas personas fue incluida en áreas como Planificación (43% de los contratos), Desarrollo Humano (17%) y Recaudaciones (13%).

Sobre este aspecto, Sosa respondió que “no es correcto improvisar un debate por la opinión de una persona que está en una comisión recibiendo información que ni siquiera ha procesado, ni se ha ocupado de conocer el trabajo que realiza el Gobierno Municipal y que las nuevas autoridades también tendrán que encarar”.

Creció, pero ¿benefició?

La cantidad de funcionarios municipales en Santa Cruz de la Sierra debería estar relacionada a qué beneficio obtiene la población. Así lo entiende el analista político Paúl Coca, para quien la gente debe preguntarse si al ir a realizar algún trámite a su subalcaldía ha salido satisfecho o si las obras también lo dejan contento.

No vamos a negar que la administración municipal cruceña creció exponencialmente, pero no ha venido aparejado de que el ciudadano se sienta feliz de las obras, de hacer trámites, por ende, me ratifico por qué Angélica Sosa no ganó las elecciones y ni siquiera sacó un concejal, ese es el resultado”, dijo Coca.

El abogado y analista recordó que la Ley 1178 Safco se aplica en todos los niveles del Estado, además del trabajo que realiza la Contraloría General del Estado. “Uno de los sistemas de la Ley Safco es el Sistema de Administración de Personal (SAP) que, en caso de los municipios autónomos tienen la potestad de establecer el tema de personal sujeto y necesario, ya sea eventual, con ítem o consultorías en línea o por producto”.

Coca también ve que existe un crecimiento en la administración pública, pero observa si ese aumento ha venido acompañado o no de un criterio de eficacia y eficiencia, dos parámetros establecidos en la Ley Safco.

“Si el trabajo de tres o cuatro personas puede ser realizado de buena manera y bien pagado por un solo funcionario, por ejemplo, o si directamente hubo servidores que repitieron funciones. Ésta es una de las primeras tareas que Jhonny Fernández y su equipo van a tener que realizar, porque no estamos en una época fácil ni con los recursos económicos que habían antes de la pandemia”.

Coca también cree que posiblemente sea necesaria la reducción de personal, además del innecesario. “Cuando Fernández comience a realizar trabajos no solamente a través de auditorías internas, sino también de los inmediatos superiores, son los que van a analizar si hay espacios de más o no. Eso implica reducción de personal”.

En cuanto a los puntos que se menciona en la Ley Safco, Coca menciona que cuando una persona es contratada para cierto cargo público, ésta debe cumplir con varios requisitos, como la especialización o profesionalización en el área designada, además de que en cada gestión se plantean objetivos que deberán ser cumplidos por el funcionario, caso contrario, puede ser retirado de su cargo.

“Hay que ver si ese personal cumple con esos requisitos, así sea que entró al cargo por designación, libre nombramiento o consultor en línea”, puntualizó el politólogo.


Comentarios