Escucha esta nota aquí

Con 651 casos positivos y más de 5.000 pacientes activos, el servicio hospitalario se acerca a la saturación, poniendo al sistema de salud al borde del colapso. El director del Servicio Departamental de Salud, Marcelo Ríos, considera que "esta situación nos preocupa mucho más de lo que pensábamos" y pide a la población "incrementar la prevención personal".

Ríos observa que estas cifras se equiparan a las registradas "desde final de mayo e inicios de junio, cuando estábamos entrando en el mes pico o en el declive de julio y agosto". La jornada de hoy, se realizaron 1.750 pruebas PCR de las cuales 651 resultaron positivas.

La ciudad capital computa 568 casos positivos, seguida de municipios como La Guardia, con 29; Montero, con 20, de los cuales 10 son parte del personal de salud; Mairana, con 10 y El Torno con 8. El acumulado de casos positivos registrado en el departamento desde que se inició la cuarentena asciende a 51.267.

Actualmente 5.031 pacientes permanecen en observación, una cifra que amenaza con saturar los centros de salud y reclama un incremento en las solicitudes de plasma hiperinmune. También se encuentran al borde de la saturación las salas de terapia intensiva, con la atención a 48 pacientes.

El reporte diario lamenta el deceso de 8 personas por Covid-19 de las cuales 5 son mayores de 60 años.

Ríos considera que este rebrote "es una guerra anunciada" y exige mayor responsabilidad de todos para detener el constante incremento de casos positivos. Además, reitera el pedido a las autoridades nacionales para la urgente dotación de ítems que palíe las deficiencias que se están viviendo en los centros de atención de salud.

Comentarios