Escucha esta nota aquí

Forman parte de las cifras, pero son más que ellas. Tienen nombres y apellidos, tienen pareja, hijos y nietos que hoy aguardan su recuperación. Cayeron en el abismo que implica el contagio de coronavirus y hoy, luchan por sus vidas conectados, en algunos casos, a respiradores que los mantienen en este mundo.

Erlan Pérez forma parte del equipo de médicos que atienden a los pacientes Covid-19 que llegan a la sala de emergencia del Hospital Japonés. Hoy, el galeno que se infectó del virus, se encuentra internado luchando por volver al lado de los suyos.

“Cada día mejora un poco, esto es lento dice el doctor debido a lo complicado (que se encuentran) sus pulmones, pero vamos bien. Me dicen que está luchando”, cuenta Ana María, su hermana, quien sigue la evolución de su hermano rogando a Dios que salga del estado en que se encuentra.

Los médicos que lo atienden le dijeron que las tres dosis de plasma que recibió ayudaron mucho.

“Es de gran ayuda que la gente recuperada de Covid-19 done su plasma, porque eso contribuye a salvar vidas. La recuperación después de que les colocan el plasma es más rápida, se ha visto en Erlan su gran avance desde que le colocaron, su saturación subió, sólo que es lento”, dijo Ana María.

A Pérez, se le retiró el respirador este lunes. “Gracias a Dios hoy (lunes) respondió bien y logró respirar solo, sin la máquina”, contó emocionada su hermana que nunca perdió la fe de ver a su hermano recuperarse.

El mismo caso es el que afronta a la médica Miriam Illescas, colega de Pérez en el Japonés. Con una sola dosis su estado de salud mejoró notablemente y hoy ya se encuentra en su hogar.

En la otra vereda se encuentra Rosa María Ticona, secretaria del administrador regional de la Caja Nacional de Salud. Recibió plasma hiperinmune, pero aún se encuentra delicada. A esto, se suma que contrajo una bacteria intrahospitalaria. “Está estable y ya sin fiebre. Continúa intubada e inconsciente”, contó su hija Milena Zaconeta.

“Es importante que los recuperados colaboren. Hay gente que no ha tenido la suerte que tuvo mi mamá. Personas de Montero que están gastando en alojamiento en Santa Cruz con tal de buscar donantes para sus familiares. Es difícil”, lamentó Zaconeta.

Campaña en las redes

A partir de los primeros casos exitosos del uso de plasma como tratamiento alternativo durante los últimos días ha circulado en las redes sociales la solicitud de donantes para personas en estado crítico.

La necesidad ha generado muchos contactos con los bancos de sangre de otros departamentos, ante la falta de este elemento en la entidad regional, por la falta de donantes, a pesar de que en Santa Cruz ya hay más de medio millar de recuperados.

El meollo del asunto radica en que no se puede donar sin contar con la segunda prueba que certifique que ese paciente ya no presenta coronavirus.

“Es muy difícil aceptar, porque no sabemos si esa persona está completamente sana. Por lo menos con la primera prueba y de ahí contamos 14 días para que donen”, explicó Yitzhak Leigue, director del Banco Regional de Sangre.

PARA SABER

Dosis: al paciente crítico se le coloca 200 ml de plasma y es recomendable hacerlo cada 24 horas.

Resultadosgeneralmente, los resultados del uso de plasma hiperinmune se comienzan a notar a las 48 horas y se advierte una evolución favorable.

¿Quiénes necesitan? Se decide utilizar plasma hiperinmune cuando el paciente se encuentra en un nivel crítico, cuando el pulmón ha sufrido lesiones o cuando todos los tratamientos anteriores han fallado.