Escucha esta nota aquí

La situación epidemiológica del Civid-19 en Montero está controlada, porque a diferencia de meses atrás que obligó a encapsular el municipio, ahora los casos son escasos, aunque se han flexibilizado la circulación y las actividades.

El secretario municipal de Salud, José Luis Nogales, indicó que pese a que la gente está circulando, los casos positivos no han aumentado. "Eso nos anima a decir que las medidas que hemos tomado han sido acertadas, pero de ninguna manera podemos afirmar que esto se ha terminado", dijo.

La autoridad municipal señala que han hecho un cálculo estadístico donde estiman que entre el 60 y 70% de la población montereña se ha contagiado con el virus, por eso es que los casos graves han disminuido y en este momento hay espacios para internación. "Teníamos una capacidad de 17 camas en el segundo nivel y hubo pacientes en sillas y en la calle. En cambio hoy, nuestros pacientes internados son dos o tres, y no estamos saturados en el sistema de salud", indicó.

Para conseguir resultados las autoridades cambiaron de estrategia, porque en principio se esperaba el resultado positivo para empezar la medicación, pero eso tardaba mucho. "Hicimos, que ante la sospecha clínica, hemos iniciado medicación; es decir, el tratamiento temprano ha sido un éxito. Las brigadas médicas recorrieron casa por casa y captaron los casos sospechosos, por lo que de inmediato se le iniciaba la medicación", indicó.

Las autoridades municipales señalan que siguen en alerta ante cualquier rebrote de la enfermedad, como se ha dado en otros lugares del mundo. En este tema se está ampliando por tres meses más el tiempo para todo el personal que contrataron para atender a los pacientes Covid-19.

La flexibilización

Las autoridades municipales decidieron ampliar el plazo de cuarentena condicionada y dinámica hasta el 31 de agosto, continuando con las tareas de mitigación para la ejecución de los planes de contingencia contra el coronavirus.

De la misma manera, se dispuso la flexibilización gradual, ordenada y responsable de las actividades, desde este 5 de agosto, de acuerdo con el decreto municipal 22/2020.

La norma señala que podrán trabajar sin ninguna restricción todos los sectores de la cadena productiva y comercial, de lunes a domingo. La atención será de 5:00 a 18:00.

De igual manera se dispuso la apertura de negocios de gastronomía y gimnasio, en horarios de 5:00 a 18:00, pero deberán atender solo al 30% de su capacidad instalada. Pasado ese horario podrán hacer el servicio de entrega.

Deberá cumplirse con todas las medidas de bioseguridad, como ser lavado de manos, uso del barbijo, distanciamiento social de un metro y medio, entre otras. El incumplimiento será sancionado con cierre de la actividad y otras medidas determinadas por la autoridad competente.