Escucha esta nota aquí

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, hizo una evaluación de todo el trabajo que se viene haciendo para controlar el coronavirus en el departamento.

En su discurso, resalta que "el dilema entre economía y salud es un falso debate; la elección entre trabajo y salud es una elección necesariamente provisional, y a las autoridades nos corresponde la responsabilidad de poner todos los recursos para que la convivencia con el virus tenga el menor impacto posible".

La autoridad manifestó que hay que asumir que el virus ha venido para quedarse entre nosotros, que no va a desaparecer la semana que viene ni el mes que viene, y que tendremos que acostumbrarnos a convivir con él en función de las armas que en cada momento tengamos.

Resalta que éste no es un problema de los cruceños o los bolivianos, es un problema mundial, y las medidas y soluciones que estamos adoptando son comunes a todos los países.

"Esta convivencia con el virus nos va a obligar a cambiar nuestros hábitos de vida, nuestras costumbres, hasta el punto que debemos enfrentar el retorno a una normalidad diferente de la que conocíamos hasta ahora.

El gobernador señala que Santa Cruz ha sufrido, y está sufriendo, como ninguna otra región del país el impacto de la pandemia.

"No es un problema del comportamiento de la población, como algunos han dicho; es que este virus ataca a través de la movilidad, y por eso son las zonas más dinámicas, con mayor movilidad y población de cada país las que más sufren. Miren a Madrid, a Londres, a Nueva York; en cada país, las zonas de mayor movilidad tienen mayor impacto".

"Los cruceños hemos respetado la cuarentena con verdadero sentido cívico de responsabilidad, y permítanme darles las gracias y felicitarles por ello, porque al hacerlo no sólo preservaban su vida sino también las de sus amigos, sus vecinos y sobre todo, nuestros mayores".

Sostiene que en ningún país del mundo, y tampoco en Bolivia, el objetivo de la cuarentena es acabar con el virus, tan sólo ralentizar su avance, y darnos tiempo para prepararnos y para que la ciencia nos ayude en su combate.

En este sentido, destaca que entre todos hemos conseguido buenos objetivos en esta primera fase: hemos limitado sensiblemente la propagación del virus, hasta hacer que la actual curva de contagiados se encuentre ligeramente por debajo del escenario más favorable previsto por el Gobierno.

"Y aquí quiero reconocer las medidas acertadas y oportunas que ha tomado el Gobierno con la pronta declaración y prórroga de la cuarentena, como en las medidas sociales que permitieron su mantenimiento".

"Igualmente, permítanme aplaudir con entusiasmo la solidaridad de tantos cruceños y cruceñas, ciudadanos, empresarios y productores, que apoyaron nuestro Banco de Alimentos Solidario para que muy pronto podamos llegar a más de 100.000 familias cruceñas, que no contaban con ayuda y sustento para estos días de crisis".

De igual manera manifestó su admiración, respeto y agradecimiento a todos los profesionales sanitarios comprometidos en la primerísima línea de esta lucha y que han permitido que un sistema deficiente, hoy dé una respuesta eficaz a la pandemia.

Sistema de salud

El gobernador también reconoce que el sistema de salud tiene debilidades, "y no porque no tengamos magníficos profesionales, que están poniendo su vida al servicio de los otros, sino por la total ausencia de inversión en los años pasados".

La debilidad del sistema sanitario tiene dos focos que afectan directamente a esta crisis: la capacidad de nuestros laboratorios para hacer pruebas de PCR y el reducido número de terapias intensivas en el país.

La primera autoridad del departamento resaltó las medidas que se han aplicado desde que asumieron la responsabilidad de administrar los hospitales de tercer nivel.

"La Gobernación de Santa Cruz desde que nos traspasaron los hospitales de tercer nivel, en el año 2013, destinó el 30% del presupuesto del Gobierno departamental, para paliar algunas de estas carencias sanitarias, lo que nos ha permitido, duplicar el número de UTI (Unidades de Terapias Intensivas) pasando de 41 que recibimos a 84 que tenemos en nuestros hospitales de tercer nivel y dotarlas de la más moderna tecnología a nuestro alcance".

Según Costas, "el falso dilema entre economía y salud no ha formado parte de nuestra acción política hasta nuestros días y no puede orientar tampoco nuestra acción contra la pandemia. Por eso, desde que se presentó la epidemia nuestra planificación se orientó a adaptar nuestras condiciones sanitarias a combatir los efectos del virus". Destaca que la planificación tiene tres fases

En la primera fase señala que han instalado 27 nuevas unidades de terapias intensiva al servicio exclusivo del Covid-19. En la actualidad, más de dos terceras partes están ocupadas con pacientes con coronavirus.

Ante la previsible saturación de estas unidades adelanta que el gobierno departamental ha planificado la incorporación de 13 nuevas unidades de terapia intensiva para los primeros días de mayo.

Para la segunda fase, "que creemos puede adelantarse a la segunda semana de mayo, debemos contar con al menos 60 respiradores nuevos de los 125 comprometidos por el Gobierno nacional (inicialmente) y que deben de entrar en funcionamiento por el incremento continuo de contagiados en Santa Cruz.

Especial atención en Montero

En ese momento, y más con la crisis que está sufriendo Montero, se hace imprescindible la incorporación del Hospital de Montero y de las UTI que en él se encuentran, que pueden ser duplicadas fácilmente para una eventual contingencia".

En la tercera fase sostienen que imprescindiblemente se tienen que incorporar los otros 65 respiradores que el Gobierno nacional tiene que dotar al sistema Covid del gobierno departamental, además de los recursos humanos indispensables.

"Todos los días de la semana estamos desde temprano y hasta tarde acá en el COED, y déjenme decirles de que en el monitoreo y la rastreabilidad que hacemos de los enfermos permanentemente, algo que nos duele profundamente es cuando una persona fallece, por eso quiero hacer referencia y darle mis pésames, mis condolencias, y decirles que nos duele muchísimo y compartimos con todos ustedes y todos los familiares de las personas que han fallecido".

Destacó la recuperación de los 62 primeros pacientes, "que son motivo de alegría y de ánimo para todos los que estamos luchando contra esta enfermedad que vamos a derrotar más temprano que tarde".

Señala que no basta con luchar contra la enfermedad una vez que llega a nuestros hospitales. "Las mejores estrategias del mundo han funcionado localizando al virus antes de que produzca nuevos contagios. Y para eso necesitamos hacer más pruebas que garanticen una más rápida y más eficaz detección del virus".

El Plan Covid-19 

Costas reveló que contempla la instalación de un nuevo laboratorio que permita duplicar las pruebas PCR que actualmente se realizan. (El mismo que ya está instalado en el hospital del Remanso a la espera de los reactivos para su funcionamiento)

La compra de test rápidos que permitan garantizar las condiciones de los que están en primera línea (médicos, enfermeras, militares, policías y contactos) e incrementar la detección del virus si, finalmente, fuera necesaria.

"Lo fundamental en estos primeros 50 días, con el trabajo heroico de la ciudadanía e instituciones, nos permitió ralentizar la verticalidad de la curva o desacelerar el contagio, pronósticos que pudieron ser dramáticos como sucedió en otros países de Europa, EEUU, o como en Ecuador".

También destacó el trabajo del equipo de la alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, por la infraestructura cedida y además por todo el trabajo que vienen desarrollando en el marco de sus competencias.

"Agradezco también a todos los integrantes del COED (alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, Fuerzas Armadas, Policía Boliviana, Fiscal de Distrito, presidente del Comité Pro Santa Cruz, Asamblea Legislativa Departamental, Presidente del Colegio Médico y Delegado Presidencial)"

Señala que la lucha en esta emergencia es una responsabilidad compartida y solidaria; los ciudadanos, el gobierno central y los gobiernos departamentales y municipales.