Escucha esta nota aquí

Tras reunión del comité de crisis, el Gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, emitió el decreto departamental 322 que declara situación de desastre a causa de los incendios forestales que afectan al departamento. La declaratoria se extiende hasta el 31 de diciembre del presente año

Costas destacó que con este decreto se quiere "proteger la vida e integridad de las personas, el patrimonio natural, la salud, seguridad alimenticia y económica". La declaratoria corresponde a un formalismo que el Gobierno pueda disponer "recursos humanos y logísticos necesarios para las tareas de mitigación".

Hasta el momento, se contabilizan 831.000 hectáreas quemadas en el departamento. Hace un año, la extensión afectada por el fuego superaba los 4 millones de hectáreas. "No es ningún tipo de consuelo", remarcó el gobernador, pero refleja el trabajo de coordinación que se ha realizado entre todas las instituciones "que tiene su incidencia".

"El mapa de riesgo del sistema de alerta temprana revela que el 37% del departamento se encuentra en riesgo extremo y el 20% en riesgo muy alto de ocurrencia de incendios forestales", manifestó el gobernador.

La situación se agrava ante los pronósticos climatológicos que auguran 20 días más sin precipitaciones significativas, por lo que se necesita "sumar muchos más esfuerzos de los que estamos haciendo actualmente".

Hasta el momento, 5 municipios se han declarado en estado de desastre por los incendios. Corresponden a las localidades de San Ignacio de Velasco, Concepción, Postrervalle, San Antonio del Lomerío y Lagunillas. Otros 4 han decretado el estado de emergencia: San Rafael, Puerto Quijarro, Camiri y El Puente.

El ministro de Defensa, Fernando López, considera que la voluntad del ejecutivo aspira a "estar un paso delante de la crisis, pero la naturaleza es implacable" y ha superado las acciones emprendidas. López pidió ser más efectivos  en el esfuerzo y apoyar a los bomberos en la tarea que desarrollan.

Anunció que se instalará, "en las próximas 24 horas, un comando de crisis" que operará desde la zona de Camiri o San Fernando y que contará con 100 bomberos.

López expresó que "duele ver el desastre, no podemos seguir así" y considera que los incendios son provocados de manera irresponsable. Advirtió que en la zona de los valles cruceños se tiene identificados a los autores de varias quemas, por lo cual pidió a la ABT actuar desde la justicia.

Igualmente, Costas se refirió a la necesidad de procesar judicialmente "sin miramientos a los culpables". Resaltó el accionar de la ABT que ha iniciado 443 procesos sancionatorios. "Hay 17 denuncias penales, 5 personas detenidas y 2 sentencias", completó.