Escucha esta nota aquí

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, repudia el accionar delincuencial que se comenten en los puntos de bloqueos de rutas, por lo que pide a la Fiscalía que investigue los hechos. 

La máxima autoridad departamental destacó el trabajo que realizaron los alcaldes, subgobernadores, asambleístas y la Policía para evitar brotes de violencia y enfrentamientos.

Asimismo, Costas expresó que el MAS y los radicales quieren sembrar discordia y luto en las familias bolivianas, para beneficiarse con el enfrentamiento y el caos. "La violencia y el dolor no pueden ser parte de una disputa electoral", puntualizó.

Actualmente, las tres carreteras fundamentales del departamento de Santa Cruz continúan bloqueadas, limitando el tránsito hacia el interior del país y la ruta a Beni.

Para destrabar las vías, el gobernador manifiesta que "las instituciones encargadas de asegurar la paz social y garantizar los derechos de los ciudadanos están actuando de manera eficaz y proporcional" en favor de la ciudadanía.

"Como hombre de paz hemos convocado al diálogo, es la única forma de buscar concordia entre bolivianos, entre bolivianas", dijo Costas. Pero también señala que el diálogo en la búsqueda de soluciones no debe permitir la "impunidad de quienes actúan delincuencialmente", más aún en una situación como la actual "donde las vidas humanas dependen de medicamentos, de alimentos y de oxígeno".

Insiste en que la Fiscalía "debe investigar y sancionar a quienes han cometido los delitos" el fin de semana y que pretendían crear el caos y el enfrentamiento entre los bolivianos.

Costas persiste en el llamado para que la población se guíe por la sensatez y "no caer en la provocación porque están buscando eso". Y se pregunta: "¿Quién se ha beneficiado siempre con el enfrentamiento, el caos y la anarquía? Los radicales, los que piensan que el fin justifica los medios".

Respecto al reclamo de los sectores movilizados que insisten en que las elecciones se hagan en septiembre, Costas aclara que éste "es un gobierno de transición y así lo entendemos. No tiene la idea de perpetuarse, ni puede hacerlo, ni lo admitimos".

El gobernador también considera que el Tribunal Supremo Electoral "ha tomado la decisión de convocar las elecciones en el momento adecuado y justo" y que es obligación de todos cumplir esa misión con los cuidados correspondientes.

"Hay que hacer elecciones bajo un compromiso de que nos esforcemos todos para vencer la pandemia y lograr, por lo menos, que  la curva se aplane antes de cumplir el mandato constitucional", concluyó el gobernador Costas.