Escucha esta nota aquí

“De los próximos 20 años de desarrollo de Santa Cruz de la Sierra dependerá el futuro de Bolivia”, fueron parte de las palabras del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, en el acto de conmemoración del 459.º aniversario de la ciudad.

La máxima autoridad departamental señaló que esta situación tiene que estar basada en cuatro pilares: desarrollo de las infraestructuras, interconectividad, metropolización y sociedad del conocimiento.

En el primer pilar, Costas planteó que la capital cruceña requiere ser reordenada, reorientar el papel del centro histórico y que no se quede vacío. Facilitar la movilidad multidireccional en los anillos a través de accesos de subsuelo o mediante la construcción de un metro ligero mixto; completar la cartera sanitaria con la realización del Gran Hospital General de Santa Cruz; hacer que la ciudad mire al río sentando las bases de su progresiva canalización, “como han hecho las grandes ciudades del mundo”.

En el segundo pilar, el gobernador cruceño cree que la interconectividad supone la posibilidad de limitar los desplazamientos por trabajo que llevaría a un ahorro energético, de espacio laboral y de huella de carbono, “pero sobre todo de cambio en los modos de vida de la gente”, indicó.

En el punto de la metropolización, Costas aseguró que es otro de los grandes retos. “El próximo desarrollo de Santa Cruz requerirá de un estatuto especial semejante al de Lima, Ciudad de México u otras muchas ciudades que contienen en su interior municipios diferentes. No se trata solo de construir una gran red de servicios e infraestructuras comunes, se trata de diseñar una estrategia común donde cada parte juega un rol en el desarrollo global”, explicó.

Finalmente, Costas indicó que la incorporación del conocimiento constituirá la base del posterior desarrollo del país. “No podremos lograr la transformación a la que aspiramos si no es de la mano de la incorporación de conocimiento”.