Escucha esta nota aquí

"En el país tenemos una serie de situaciones que nos obligan a estar en emergencia permanente. Si no son sequías o peligro de incendios, vienen inundaciones y en los Valles, heladas y granizadas", dijo el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, al señalar que este escenario lleva a crear una serie de estrategias en el mediano plazo para dar respuestas estructurales ante las emergencias que se desatan en el departamento.

La situación más inmediata se centra en sofocar los incendios que azotan a la región cruceña; hay 19 incendios forestales activos, tema que preocupa a la autoridad, que se reunirá hoy a las 18:30 con el Comité de Crisis departamental para asumir nuevas medidas que frenen el avance de las llamas y que afectan a la vida silvestre de Santa Cruz. 

Costas puntualizó que ante cualquier emergencia, el Comité de Crisis va a actuar de manera inmediata, con apoyo del sector privado, los municipios, organizaciones y actores particulares abocados al cuidado de la naturaleza, así como otros niveles del Estado.

Costas también se refirió a la emergencia sanitaria desatada por el coronavirus, al señalar que la pandemia no se irá en los próximos meses, por lo que convocó a la población a tomar sus recaudos y no relajar las medidas de bioseguridad.

"Medidas flexibles no quiere decir abandonar los cuidados personales, debemos hacerlo por nosotros y los seres queridos. Estamos viendo relajamiento, se ve en las redes sociales que hay aglomeraciones. Yo les pido que tengamos la conciencia. Estamos buscando el equilibrio para entrar en esa normalidad adecuada", expuso el gobernador.

Mientras no haya vacuna contra el coronavirus, la vigilia debe ser permanente, para que no ocurra lo mismo que en países como Israel y Reino Unido que tuvieron que volver a la cuarentena rígida.