Escucha esta nota aquí

En lo silencioso está el peligro. El tercero y más reciente estudio de serovigilancia, presentado por la alcaldesa interina Angélica Sosa, arrojó datos importantes para conocer el comportamiento del coronavirus en la capital cruceña.

Uno de estos datos es el alto porcentaje de enfermos Covid-19 sin síntomas, lo que incrementaría el riesgo de contagio, ya que algunos no se enteran de que son portadores del virus y podrían relajar los cuidados de bioseguridad.

Con respecto al segundo informe realizado por la Alcaldía, que mostraba 79% de pacientes activos sin sintomatología, el tercero arrojó 72%. Si bien este indicador ha bajado en 7% de noviembre a diciembre, sigue siendo elevado, ya que acapara tres cuartas partes de la población. El informe se realizó tras la encuesta a 1.846 personas, con una muestra aleatoria estratificada por regiones y con cuotas de edad y género, y con un margen de error de 2,4%.

Del mismo modo, el trabajo reflejó que 14% de la población cruceña pasó por la enfermedad o cursa con ella, a diferencia del mes de noviembre, cuando este valor era cercano al 12%. De este 14%, el 11% son casos activos, al presentar anticuerpos IgM y también IgG-IgM.

Entre los encuestados con IgM detectado, el 78% de sus familiares que no tienen diagnóstico no presentó síntoma alguno.

En cuanto a los distritos municipales, el número 8, que comprende la ciudadela Plan 3.000, es el que concentró el porcentaje más alto de personas con Covid-19 activo, seguido por los DM-6 y 11, aunque el DM-3, que se mantiene bajo con respecto a los demás, con 5%, mostró un ascenso notorio, ya que en noviembre estaba en cero.

Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, explicó a EL DEBER que al inicio de la pandemia se manejaba un dato de asintomáticos del 30%, que posteriormente fue avanzando. “Hemos llegado hasta el 50%, porque el 30% restante son formas moderadas de sintomatología, y el otro 20% son formas graves, y esos son los que fallecen”, detalló.

El titular del Sedes también coincidió con el dato del estudio municipal de seroprevalencia, que refleja un incremento de casos activos entre la población de menor edad.

“Los que más enferman son los adultos jóvenes. Hemos estado diciendo que los casos en menores de 18 años han empezado a subir, que ahora están en el 12% de la estadística, por lo menos en diciembre fue así. En el rebrote hubo un cambio; antes, con la cuarentena rígida, se mantenían todos encerrados, menos el que salía a trabajar, ahora no es solo el que sale a trabajar, el que sale a la calle, sino que además realizan actividades de diversión, y esos son los que aumentan el riesgo porque es una población susceptible que antes no estaba expuesta”, ilustró.

De acuerdo al informe municipal de seroprevalencia, el incremento más notable de personas con Covid-19 se elevó en el grupo etario entre 0-29 años de edad. De noviembre, cuando tenía 9%, pasó a 12% en diciembre, mientras que los de 30-59 subieron, pero en menor grado, de 13 a 15%. Los adultos mayores son los que mostraron un descenso entre noviembre y diciembre, de 16 a 15%.

Considerando el género, la población masculina tiende a ser más afectada por el coronavirus. Si en noviembre 11% de los varones presentaba anticuerpos, en diciembre pasaron a ser el 15% de la población, mientras que las mujeres con Covid-19 se mantuvieron en un indicador de 13% en ambos meses.

El informe también contempla la evolución porcentual del virus entre las personas, según su grado de formación académica.

En noviembre, el 21% de los que presentaba anticuerpos IgM era del grupo sin formación académica, o que solo llegó hasta primaria; en diciembre, este grupo etario representaba el 24%.

En cuanto a los que llegaron a secundaria, en noviembre el 52% tenía Covid-19, y este valor disminuyó en el último mes de 2020, a 47%.

La población con educación universitaria pasó de acaparar el 27% por en noviembre, al 29% en diciembre del año pasado.

Los sintomáticos

En el estudio de seroprevalencia realizado en los últimos días de diciembre también se tomó en cuenta a quienes presentaban sintomatología, sobre el tipo de síntomas más comunes durante el proceso de la enfermedad.

El 18% de la población positiva a Covid-19 sufrió dolor de cabeza y fatiga; el 12%, dolor de garganta y tos; el 12%, cuadros febriles; el 8%, pérdida del olfato; el 6, pérdida del gusto; el 3%, falta de aire; y el 3%, diarrea y náuseas.

Estadísticamente estas personas representan un menor riesgo para la propagación del virus que los asintomáticos, ya que al presentar signos de la enfermedad deberían tener más posibilidades de autoaislarse para proteger a los de su entorno cercano, tanto familiar como laboral.

Al exponer el tercer estudio, Angélica Sosa explicó que 73% de casos con anticuerpo IgM tiene síntomas de una a dos semanas, lo que representa alta probabilidad de contagio. Es decir que una persona en casa, pero con síntomas por un periodo prolongado de tiempo, a pesar del autoaislamiento, puede ser un riesgo para los suyos.

Sobre este punto, durante el último rastrillaje masivo, en el que se aplicaron dosis de Ivermectina, el Gobierno Municipal tenía previsto entregar un promedio de cinco dosis por cada vivienda; sin embargo, los brigadistas encontraron domicilios donde vivían hasta 15 personas.

“Superamos la expectativa y tuvimos que usar mayor cantidad de dosis en algunas casas, les dimos a todos los habitantes y tuvimos que hacer la reposición al brigadista para que pueda terminar la cantidad de manzanos que tenía asignados”, explicó Emiliano Cronenbold, director del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (Coem).

Según Cronenbold, estos habitantes tenían cuartos separados, sin embargo, sigue siendo un elevado número de personas, lo que podría multiplicar la velocidad de la propagación.

La Ivermectina

En el rastrillaje masivo de la Alcaldía los 7.000 brigadistas llegaron a 280.000 personas en los 12 distritos urbanos de la capital cruceña.

Si bien el desparasitante no es un medicamento preventivo, al afectar la reproducción viral podría disminuir los riesgos de complicaciones del coronavirus. Asimismo, al tener un periodo de acción de tres semanas, podría mantener protegida a la persona que adquiere el virus en el lapso en que sigue bajo los efectos de la Ivermectina.

Con este fin, Angélica Sosa anunció que se mantendrá el uso masivo del desparasitante, medida que además está siendo repetida en los municipios del área metropolitana. Por eso esta semana han continuado trabajando con Ivermectina las brigadas en los diferentes distritos.



La esperanza está en la vacuna, que ya aceleró su llegada para el personal de primera línea

La alcaldesa interina Angélica Sosa informó que se consiguió para Santa Cruz de la Sierra -y para el área metropolitana- la dotación de 622.000 vacunas contra el coronavirus, a fin de inmunizar a la población que tiene alto riesgo, como los adultos mayores, las que padecen enfermedades de base y para el personal de salud y operativo, como la Policía.

Sosa se comprometió que en dos meses y medio entregará la vacuna para inmunizar a la gente que más lo requiera, tanto en la capital como en su área metropolitana; mientras tanto, el municipio arremeterá con las brigadas médicas en los barrios, donde se repartirán medicinas, además de la Ivermectina, que es la receta que apoya la municipalidad y que ha dado los mejores resultados, según ellos.

Marcelo Ríos había anunciado que el primer lote de vacunas arribarían este domingo 10 de enero al departamento cruceño; sin embargo, desde el Gobierno central desvirtuaron el dato, al señalar que las dosis llegarán en la segunda quincena del mes. “La fecha depende también de los proveedores y sus tiempos”, indicó el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas.

Comentarios