Escucha esta nota aquí

En los hospitales se viven dramas desgarradores. Ese fue el caso de una mujer, inconsciente y con asistencia respiratoria, que fue retirada por un momento del domo 2 del hospital Japonés para que le realicen unos exámenes médicos. Casi al instante, un joven llegó corriendo y a escasos diez metros se dejó caer de rodillas en el piso extendiendo los brazos hacía el cielo para orar por la salud de su ser querido.

El joven, ajeno por completo de lo que sucedía a su alrededor, inclina la cabeza y la vuelve a levantar para verla, porque este es el único contacto que él tiene con la paciente que fue diagnosticada con Covid hace varios días .

En el interior del domo, casi de forma simultánea, se enciende la alerta roja, los profesionales que asisten a los enfermos corren de un lado a otro para auxiliar a otro paciente.

En Santa Cruz hay 600 personas que están internadas por Coronavirus, según el secretario de Salud, Marcelo Ríos.

Todos los pacientes están en aislamiento. De estos, más de un centenar tiene una situación crítica y es asistido por un respirador.

Terapias ocupadas

Ríos indicó que el 100% de las Unidades de Terapia Intensiva del subsistema público y de la seguridad social están ocupadas, por lo que en la actualidad el sistema privado está permitiendo dar soporte a los pacientes críticos.

La directora del hospital Japonés, Neisy Surriabre, confirmó que en este nosocomio de referencia tienen ocupados todos los respiradores. Agregó que esperan que en los próximos días el Ministerio de Salud concrete su compromiso de entregar ocho respiradores para ampliar la capacidad de atención.

Comentarios