Escucha esta nota aquí

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Marcelo Ríos, al referirse a los casos de Covid-19 en el departamento cruceño, explicó que la región se encuentra en la meseta, pero que esta situación debe ser leída de una manera responsable, toda vez que puede darse un impulso para generar un nuevo pico alto de contagios o para iniciar una bajada mayor.

Según Ríos, es posible que en estas semanas se registren entre 100 y 150 casos positivos por día en el departamento de Santa Cruz, por lo que es necesario mantener las medidas de bioseguridad.

"Tenemos que ser radicales en la aplicación de las medidas de control", apuntó Ríos e insistió en la necesidad de cumplir con el distanciamiento físico entre personas, el uso del barbijo y la desinfección o lavado de manos, como únicas medidas que evitar la propagación del virus en la población.

Ríos dijo que no existe retraso en los estudios de muestras de Covid-19, pues en la ciudad hay 10 laboratorios que estudian las muestras,  de los cuales cinco son privados. Indicó que actualmente estos laboratorios solo tienen un 30% de requerimientos de pruebas, muy distinto a lo que se vivió semanas atrás, cuando la gente hacía colas para que le hagan una prueba. 

"La positividad de los casos ha bajado, lo que nos demuestra una ralentización en la propagación del virus, aunque aún existen contagios y estamos en riesgo. Una meseta puede ser un impulso para una nueva ola o puede una estación para la decaída total", afirmó e insistió en que los resultados de la mayor flexibilización que vive ahora la población, mostrará su efectividad en los próximos 14 días.