Escucha esta nota aquí

Fue el 29 de marzo cuando la primera víctima fatal por coronavirus se registraba en Bolivia más precisamente en Santa Cruz de la Sierra. Una mujer de 78 años se convertía en la noticia trágica en los albores de la pandemia en el país. Al día siguiente se registraban dos fallecimientos más.

Tuvieron que pasar 221 días para que el reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) informara que no se registra ninguna muerte por Covid-19. Fue este sábado 7 de noviembre.

Al brindar el reporte correspondiente, el gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, advirtió que los laboratorios trabajan con una menor cantidad de personal, razón por la que las cifras de contagios de la jornada se presentan bajas.

Son 12 los casos reportados hoy por PCR, que hacen un total de 44.197 contagios. En la jornada se informa de 17 personas recuperadas que se suman 39.169, que significan más del 80% de los casos desde el 10 de marzo, fecha de inicio de la pandemia en Santa Cruz.

Hurtado calificó como una muy buena noticia que no se registre ningún fallecido en la jornada y recordó que se mantiene la cifra total de decesos de 4.345.

Los casos activos en la actualidad son 683, mientras que los descartados suman 61.999.

El funcionario de la Gobernación reiteró que en los últimos días ha habido un leve, pero sostenido incremento de casos, lo que lleva a la preocupación a las autoridades ante un posible rebrote los próximos días o las próximas semanas.

“Desde la Gobernación le pedimos a la población readaptar, reaprender o volver a tomar las medidas de autocuidado y de bioseguridad”, expresó.

“Hemos perdido héroes, trabajadores de primera línea que se han ido trabajando por la salud de este pueblo. Hoy el panorama es distinto, solo depende de nosotros luchar contra este virus microscópico. Apliquemos lo aprendido, cumplamos con las medidas, no nos expongamos, no nos automediquemos y ante cualquier sospecha asistamos a un centro de salud”, finalizó Hurtado.