Escucha esta nota aquí

Ya no hay vuelta atrás. El rebrote de Covid-19, del que tanto advertían las autoridades departamentales de salud, está entre la población y amenaza con expandirse en los próximos días. “Si la población hubiera acatado lo que decíamos hace tres semanas no hubiera pasado esto. Cuando hace un mes y medio hablábamos de la inminencia del rebrote, la historia hubiera sido otra”, expresó el director del Sedes, Marcelo Ríos, al momento de emitir el reporte para este lunes 21 de diciembre, que indica 227 nuevos contagios.

Con esa cifra, el total de confirmados en casi 10 meses de pandemia asciende a 48.030 en el departamento de Santa Cruz.

Las buenas noticias son los 84 recuperados de hoy, que totalizan 40.561 y la ausencia de muertos en la jornada, con lo que la cifra de fallecidos se mantiene en 4.434. No obstante, los casos activos son 3.035 y solo en la provincia Andrés Ibáñez se han contagiado 36.328 durante toda la pandemia.

“Hasta hoy, solo en diciembre son más de 3.000 nuevos casos. Son 1.616 casos solo en una semana”, mencionó Ríos. “Hay bastante circulación en la ciudad y, por ende, estas semanas que vienen va a haber una incubación con muchos casos”, agregó la autoridad, que compara esta semana con la tercera de agosto.

“La población debe tomar una decisión muy consciente. Si la gente se va a reunir durante las fiestas debe hacerlo de forma separada, no deben organizar grandes reuniones familiares, no es aconsejable. No importa la hora, ¡no lo hagamos!, porque esto continua. Evitemos los lugares concurridos, los lugares cerrados y los lugares en los que nos obliguen a estar en contacto cercanos de personas”, añadió.

Ríos recordó que, si bien, el sistema cuenta con una capacidad instalada de terapias intensivas, por el fortalecimiento de infraestructura, hoy por hoy, toda esa situación ha quedado reducida por la falta de personal, de contratos y de recursos financieros.

"Las familias van a sufrir", advirtió.

Comentarios