Escucha esta nota aquí

Desde las 00:00 de este viernes, y por un lapso de siete días, comenzó el cierre de la frontera que Bolivia comparte con Brasil. La medida fue dispuesta por el Gobierno con el objetivo de para frenar la propagación del Covid-19 y en especial de la nueva variante descubierta en la Amazonia del vecino país.

Desde tempranas horas de la mañana de este viernes efectivos de la Policía controlaban el paso fronterizo de Puente de Arroyo Concepción (Santa Cruz) e informaban que el Comando Policial de Frontera de Puerto Suárez estaba haciendo cumplir el DS 4481, por ello se restringieron, desde Brasil, el ingreso de personas o vehículos particulares.

Franklin Villazón, comandante de la Policía de Puerto Quijarro, informó que en el puente limítrofe entre Arroyo Concepción, Distrito de Puerto Quijarro, y la ciudad de Corumba permanece cerrado, pero que se dará paso a partir de las 9: 00 hasta las 12:00 para el abastecimiento de los pobladores. En ese sentido, solo se permite el ingreso a vecinos de esta frontera, Puerto Suárez y Puerto Quijarro.

Solo las personas que viven en la zona podrán pasar durante esas tres horas. Se les va a controlar solicitando sus respectivos documentos de identidad. Pasado el horario se vuelve a cerrar la frontera”, indicó Villazón al periodista de Puerto Quijarro, Leiguel Garrido.


Otro punto fronterizo entre Bolivia y Brasil es San Juan de Corralito La Curicha. El corresponsal de EL DEBER en San Matías, Juan Pablo Cahuana, reportó que el cierre comenzó a las 21:00 del jueves y que la población ha acatado la disposición del Gobierno nacional y municipal, a través de una ordenanza. Los militares tomaron el control este paso.

Cahuana explica que no solo se ha cerrado el paso fronterizo, sino que ante el temor de la nueva variante del covid, la población matieña también ha cerrado negocios. Los que no han visto con buenos ojos esta medida son los pobladores de Corixa, el pueblo brasileño colindante con Santa Cruz, pues para ellos San Matías es la ciudad más cercana para realizar compras.

El cierre de fronteras es en Guayaramerín, Riberalta (Beni), Puerto Suárez, San Matías y Puerto Quijarro (Santa Cruz) y Cobija (Pando).

Según Erbol, no se descarta que, tras concluir los siete días, se pueda ampliar la medida e incluso, podría extenderse a otros países en caso de que la situación, con base en informes de autoridades del área de salud, así lo determine.

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, afirmó que quienes pretendan ingresar a Bolivia desde Brasil, mayores a los 5 años, deberán presentar un certificado PCR negativo y cumplir un aislamiento por 10 días.


Comentarios