Escucha esta nota aquí

El aumento de ventas y el asentamiento de comerciantes en áreas públicas, en los diferentes mercados de la ciudad, ha generado un creciente caos vehicular por las calles adyacentes a estos centros de abastecimiento. Así lo evidenció EL DEBER en un recorrido realizado por estas zonas. Ante esto el Gobierno Municipal activó un plan de emergencia para contrarrestar el embotellamiento.

En la zona del mercado Mutualista los diferentes puntos de acceso lucen repleto de vehículos, en especial en el tercer anillo externo y avenida Japón. Ahí, los automóviles de transporte público y particulares convirtieron la zona en enjambre de motorizados y personas que van y vienen a este lugar. La escena de desorden se complementa con un sinnúmero de comerciantes que se instalaron en las afueras del mercado para vender diferentes productos.

El paso a cualquier hora es dificultoso, pero se torna caótico a partir del mediodía y al caer la tarde (entre 17:30 y 19:30).

El mismo panorama se vive en la Feria Barrio Lindo. En este lugar, Víctor Quispe, un vendedor de helados, se escabulle entre el embotellamiento para vender su producto. “Cuesta moverse, todo es un caos”, dice el hombre.

Por esa misma zona, Susana Valle, una comerciante, instala su puesto de ventas de calzados al borde de una acera. Casi al ras de su tienda varios vehículos se aglomeran generando un tapón por esta arteria.

Activa plan

Ante esto, Lucy López, directora de Transporte de la Alcaldía cruceña, informó que se activó un plan de contingencia que incluye el despliegue de personal hasta en tres turnos para apoyar las tareas de control del tráfico en los mercados.

López explicó que en cada turno trabajan hasta 30 funcionarios, que son apoyados por efectivos de la Unidad Operativa de Transito, que emiten multas a personas que se estacionan en lugares prohibidas o en doble final. “Hay gente que está trabajando en la Feria Barrio Lindo. En días normales trabajamos en dos turnos, pero en días con mayor actividad trabamos hasta en tres turnos”, señaló.

López recomendó a las personas que tienen vehículos planificar sus salidas y buscar con antelación parqueos para evitar sanciones. Para los que usan transporte público, sugirió salir con antelación para evitar los embotellamientos.