Escucha esta nota aquí

La tercera ola de coronavirus se instala en Santa Cruz y se refleja en el incremento sostenido de contagios, que ha hecho elevar la cifra de casos activos a más de 6.300, cuando a inicios de mes no sobrepasaban los 4.500. De igual forma, las autoridades sanitarias de Cochabamba advirtieron que el tercer golpe de la pandemia ya comenzó a sentirse en la capital cochabambina y se expande a otros municipios.

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Carlos Hurtado, advirtió ayer del peligro que se cierne en la población por el incremento sostenido de casos en las últimas dos semanas y uno de los parámetros que muestran esta escalada es la razón de crecimiento semanal, que pasó de 0,8 a 1,7. 

“Llevamos dos semanas con duplicación de casos, lo que sumado a la presencia de la variante brasileña y a la falta de responsabilidad de la gente nos pone ante una tercera oleada”, señaló el epidemiólogo del Sedes.

Otra señal de alerta son los casos activos, es decir, personas que están cursando la enfermedad, que actualmente superan las 6.300, una cifra engrosada con los 620 nuevos contagios que se registraron de golpe el martes y que fue el segundo pico en lo que va del mes (el 9 de abril hubo 740 casos nuevos).

Hurtado indicó que preocupa que los activos no estén guardando el debido aislamiento, que estén propagando el virus y que en las próximas dos semanas haya una explosión de contagios, por lo que reiteró la recomendación de cumplir los protocolos sanitarios.

Por su parte, el secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Marcelo Ríos, alertó que 21 de los 56 municipios cruceños muestran un ascenso sostenido en el reporte diario. 

Además de Santa Cruz de la Sierra están Cotoca, La Guardia, Montero, Vallegrande, Ascensión de Guarayos, El Torno, Warnes, Porongo, Puerto Suárez, Samaipata, Cuatro Cañadas, Moro Moro, Okinawa, Comarapa, Cuevo, Pampagrande, San Carlos, San Ignacio, San Julián y Santa Rosa.

En 21 municipios mostramos este ascenso, que se mantiene en Santa Cruz a raíz del contagio, del día a día, de la ausencia del control de las medidas y de acciones irresponsables de personas que atentan contra su propia vida al no generar espacios de control, usar el barbijo o realizar el distanciamiento respectivo”, expresó Ríos.

Nuevamente han aumentado las llamadas a los hospitales y clínicas, somos testigos de la desesperación de la gente que requiere hospitalización”, agregó la autoridad.

Hurtado precisó que las 52 camas de terapia intensiva de la Caja Nacional de Salud (CNS) se encuentran copadas, lo mismo que las de los domos del hospital Japonés, por lo que el único respaldo que queda para asistir a pacientes graves son los espacios del sistema privado.

Cochabamba

Por su parte, el jefe de Epidemiología del Sedes de Cochabamba, Yercin Mamani, informó que esa región alcanzó un récord de contagios, con los 325 nuevos casos confirmados el martes, lo que pone al departamento en el inicio de la tercera ola de coronavirus.

“Es por esto que también hemos aumentado las coberturas de vacunación después de una reunión de alto nivel con el Ministerio de Salud. Se vacunará tanto a asegurados como a no asegurados. Asimismo celebramos que el martes se recuperaron 95 personas, 66 de las cuales pertenecen a Cercado”, señaló el epidemiólogo del Sedes de Cochabamba.

Después de haber alcanzado la esperada meseta en febrero, en abril nuevamente los casos comenzaron a subir, alcanzando el martes pasado el pico más alto del mes. Del total de casos, 169 corresponden a Cercado, 30 a Sacaba y 30 a Quillacollo. Es el dato más alto desde la desescalada en febrero y el segundo más grave desde la primera ola en enero que tuvo un pico de 327 el 19 de enero.

La autoridad recordó que la tercera ola ya comenzó en Cercado y que algunos otros municipios van “por el mismo camino, especialmente en el eje metropolitano (Cercado, Tiquipaya, Quillacollo, Sipe Sipe, Vinto y Sacaba)”.

“Esperemos que con las nuevas medidas del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), estos números puedan bajar para la próxima semana. Una vez más le recordamos a la población que los de la tercera edad son el grupo más vulnerable y que debemos cuidarlos respetando las medidas de bioseguridad, que son el uso del barbijo, el distanciamiento físico y el lavado y desinfección constante de las manos”, expresó Mamani.

Entre las medidas adoptadas para contener el avance del coronavirus, el Sedes, la Gobernación, el Colegio Médico de Cochabamba y otras instituciones instalaron la Sala Situacional de Salud para coordinar las medidas de contención de la tercera ola.

La Sala Situacional está integrada por representantes de varias instituciones que aportan con datos del estado de situación y recursos para la atención de la emergencia sanitaria.




Ante la gran demanda, en los centros de vacunación se procede a enumerar a las personas para que puedan acceder a la dosis

La Paz

Por otro lado, el director técnico del Sedes de La Paz, Ramiro Narváez, informó que el plan piloto de la vacunación masiva es positivo, porque se ha conseguido proceder a la vacunación de forma ordenada y organizada, gracias a un trabajo coordinado entre todos los niveles y alianzas con universidades. “Detrás de todo esto hay una logística muy fuerte”, remarcó.

Narváez recordó que la vacunación contra el covid-19 en el país es voluntaria, pero es fundamental en la lucha contra la pandemia. “Se irán haciendo evaluaciones, para hacer los ajustes”, enfatizó.

La autoridad paceña recordó que en el sistema público se ha vacunado con regularidad, sin mucho inconveniente, pero cree que era importante aplicar este plan piloto para proyectar una verdadera vacunación masiva. “A partir de esta experiencia ya sabemos cómo podemos aumentar las brigadas, los puntos y prepararnos para cuando llegue contingente de vacunas”, remarcó.

También hizo notar que el departamento paceño registra un incremento de casos. “A decir de la unidad de Epidemiología del Sedes estaríamos en un brote de segunda ola. Se trata de mantener el sistema de alerta y no podemos bajar la guardia”.

La autoridad del Sedes insistió en que, independientemente de las variantes que circulan en el país, el secreto para afrontar este virus es un trabajo coordinado y mancomunado con los niveles nacionales, departamentales y locales.

Vacunas

Ahora las regiones aguardan la llegada de las vacunas para poner en marcha sus planes de inmunización. En este marco, el Gobierno anunció que hasta el 15 de mayo llegarán un millón de dosis de la vacuna Sinopharm, según el presidente del Estado, Luis Arce.

Hoy arribaron al país las 92.000 dosis de la vacuna Pfizer, tal como lo anticipó el Ministerio de Salud, y se aguardan otras 200.000 dosis de la rusa Sputnik V, que también fueron anunciadas.

Las autoridades sanitarias regionales esperan el envío de un nuevo lote para Santa Cruz para continuar con el plan de inmunización que, por ahora, está enfocado a proteger a los adultos mayores y que ha tenido una buena respuesta de la población.

“Estamos a full con los 18 puntos de vacunación establecidos”, dijo el responsable de Epidemiología.

La convocatoria del Servicio Departamental de Salud fue escuchada por los adultos mayores de 60 años, quienes acudieron desde tempranas horas de ayer miércoles a los puntos de inmunización dispuestos por la Gobernación para recibir la dosis contra el covid-19; sin embargo, las dosis disponibles solo alcanzarían hasta el viernes.

Según el gerente de Epidemiología del Sedes, está trazado el objetivo de inmunizar a 244.000 personas mayores de 60 años en Santa Cruz, pero las dosis que dispone el sistema sanitario local no serían las suficientes, es por ello que se están haciendo gestiones para viabilizar más dosis, de las que fueron anunciadas en los últimos días por el Gobierno.

De las más de 92.000 vacunas de Pfizer que llegaron este jueves, según el reporte del Ministerio de Salud, Santa Cruz espera que se le doten al menos 20.000, así como el 20% del millón de vacunas de Sinopharm que llegarían hasta el 15 de mayo, a las que se suman otras 200.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

“No hay vacunas suficientes, alcanzarán hasta el viernes, pero existe el compromiso de que nos lleguen más vacunas”, dijo Hurtado, a tiempo de señalar que ya se bordean los 50.000 adultos mayores inmunizados.

Cerca de 20.000 personas mayores de 80 años recibieron su primera dosis y otras 30.000 mayores de 70 años también siguieron el mismo rumbo, a los que se suman otras personas mayores de 60 años (unas 5.000), pero que estaban contempladas entre el personal de salud y pacientes con enfermedades de base.

Hurtado precisó que podrían ampliar los puntos de vacunación a 21 centros, pero también dependerá de la llegada de más vacunas y así fortalecer el plan gestado en el departamento.

“El Gobierno quiere inventar un plan (de vacunación), pero en Santa Cruz tenemos uno establecido, lo único que necesitamos son las vacunas”, dijo Hurtado, quien convocó a la población a acudir de manera ordenada a inmunizarse y siguiendo los protocolos de bioseguridad, así como portar una fotocopia de la cédula de identidad.






Comentarios