Escucha esta nota aquí

La torrencial lluvia caída este miércoles en Santa Cruz pone en alerta a los municipios del norte integrado del departamento. El aguacero hizo que creciera el caudal en la cuenca alta del río Piraí, por lo que las autoridades piden a los dragueros y pobladores de las riberas de la cuenca media y baja tomar sus previsiones para evitar daños materiales y personales.

Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), afirmó que hubo una crecida extraordinaria en la zona de Bermejo, donde subió de 40 centímetros a tres metros. En Espejo, municipio de El Torno, el agua alcanzó hasta los cuatro metros y en La Angostura se tuvo un caudal de 4,53 metros.

“El fenómeno (la crecida de las aguas) se dio en cuatro horas de precipitación, cuya intensidad se dirige hacia la cuenca baja”, afirmó Aguilera. La autoridad indicó que en horas de la noche el turbión llegará a la zona de Montero, mientras que en la madrugada del jueves pasará por el municipio de San Pedro.

Aguilera dio tranquilidad al indicar que no es necesario emitir un comunicado de alerta, ya que para ello se necesitan otras variables como lluvias intensas, crecidas de ríos continuas con tendencia de posibles desbordes y que luego derivan en inundaciones.

Por su parte, Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, afirmó que la lluvia no afectará la cosecha de la campaña de verano. Agregó que el agua cayó sobre poblaciones de los valles cruceños y las provincias Andrés Ibáñez, Norte Integrado y Cordillera.

También afirmó que los productores tienen un avance en sus cosechas del 10% y que la lluvia de esta jornada no representa ningún problema por lo que considera que los cultivos de soya, maíz y sorgo generaran los rendimientos adecuados para los agropecuarios, que garantizará la provisión de alimentos para el país y para la exportación.

Comentarios