Escucha esta nota aquí

“Hay números mentirosos, y mentirosos que hacen números”, golpea de entrada el senador por Creemos, Henry Montero. Pertrechado con hojas de respaldo, acusa al ejecutivo de maquillar las cifras oficiales para engañar a la población.

Montero, quien fuera anteriormente presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, considera que “se le miente nuevamente a la población con esa esperanza de poder tener una salud digna para los bolivianos”.

El presupuesto general del Estado dispone que el área de salud contará este 2021 con Bs 22.126 millones, lo que representaría cerca del 10% de presupuesto. La observación de Montero surge en el desglose del presupuesto.

La cifra incluida por el Gobierno en el presupuesto incorpora el aporte de la Seguridad Social, que supone un aporte privado y obligatorio que asciende a Bs 8.697 millones.

Con ese matiz diferenciador, Montero hace notar que el Tesoro General de la Nación en realidad desembolsará Bs 13.429 millones para salud (y no los Bs 22.126 millones), lo que equivale un 6% aproximado del presupuesto (y no el 10%).

Montero explica que esta figura es la misma que viene implementando el ejecutivo desde el 2015, cuando pretendía demostrar que ya se invertía el 10% para la salud.

El senador considera que se está ofreciendo a los bolivianos  una “falsa esperanza de que la salud va a mejorar, de que vamos a tener ítems, infraestructura o que vamos a combatir el Covid-19 con mejores condiciones”.

EL DEBER se contactó con el equipo de Comunicación del Ministerio de Salud para obtener la contraparte a esta denuncia, pero hasta el momento no se obtuvo respuesta.

Comentarios