Escucha esta nota aquí

“El Movimiento al Socialismo (MAS) va a hacer todo lo que está en sus manos, lo posible y hasta lo imposible, por obstruir la gestión de Luis Fernando Camacho”, sostuvo la asambleísta de Creemos, Paola Aguirre, al referirse a la alianza del MAS con los representantes indígenas, para lograr el control de la Asamblea Legislativa Departamental.

En conferencia de prensa, Aguirre señaló que al partido de Gobierno no le agrada la idea de que Camacho sea la primera autoridad del departamento cruceño, motivo por el cual está buscando controlar la Asamblea para generar “confrontación”.

“Santa Cruz no necesita confrontación, necesita gestión y los asambleístas debemos justificar nuestro sueldo (…). El MAS no respeta las normas, pero esperamos que en esta ocasión lo haga”, comentó.

La parlamentaria de Creemos explicó que desde la agrupación Creemos buscan lograr un consenso respetando las normas democráticas, para lograr elegir a la directiva de la Asamblea Departamental.

“Este propósito de consenso no solo toma a los pueblos indígenas, sino también a fuerzas minoritarias, como el representante de ASIP (Ybas Antelo). Queremos manejar como principio que a los indígenas se les de la representación real dentro de la estructura administrativas”, explicó,

Asimismo, Aguirre pidió a los representantes del MAS trabajar para beneficiar al pueblo cruceñoy empezar apoyando la intención de Camacho para adquirir vacunas anticovid y continuar la inmunización en todo el departamento.

Alianza del MAS con representantes indígenas

La madrugada de este miércoles, la bancada del MAS, compuesta por 11 asambleístas, firmó un pacto de unidad con los 5 asambleístas que representan a los pueblos indígenas. Este acuerdo establece que la presidencia de la Asamblea recaerá en un representante indígena.

A su vez, este pacto coloca a Creemos en una posición de minoría y restringe la capacidad de gobernabilidad para Luis Fernando Camacho, gobernador electo el 7 de marzo, que asumirá en el cargo el próximo 3 de mayo.

Días atrás, el expresidente Morales encomendó a sus militantes trabajar para garantizar el control del órgano legislativo. “El objetivo de esta reunión es cómo desde la Asamblea Departamental podemos gobernar (…). Si los asambleístas del movimiento indígena se suman, somos mayoría en la Asamblea Departamental de Santa Cruz, y en mi experiencia, si somos mayoría, desde la Asamblea se puede administrar el departamento y eso está en análisis”, explicó.

Tanto Creemos como el MAS cuentan con 11 asambleístas cada uno. Además de los 5 asambleístas indígenas, el órgano deliberativo se completa con un asambleísta de ASIP, Ybas Antelo, en representación de la provincia Germán Busch.


Comentarios