Escucha esta nota aquí

Después de que el dirigente de los comerciantes mañaneros, René Troncoso, denunciara a Luis Fernando Camacho por "violencia sicológica" durante los 21 días de paro cívico en 2019, desde la alianza Creemos rechazaron tales acusaciones y apuntan a que puede ser parte de una jugada política de denunciantes, que buscan asumir protagonismo preelectoral.

Troncoso formalizó en los últimos días una denuncia contra el exdirigente cívico y contra personas afines a la Unión Juvenil Cruceñista, bajo el argumento de que sufrió violencia extrema de parte de Camacho, lo que puso en peligro su vida y la de su familia, ya que se lo asoció con el Movimiento Al Socialismo (MAS) y los vecinos llegaron hasta su casa para amedrentarlo y se le impidió trabajar.

Sin embargo, Paola Aguirre, coordinadora de Creemos, señaló que el actuar de Troncoso es igual al del expresidente Evo Morales, que solo busca descalificar una movilización ciudadana ante las evidencias de fraude electoral que se detectaron en las fallidas elecciones de 2019.

"Esta malintencionada, irrisoria y temeraria denuncia no solamente quiere instrumentalizar el sistema judicial al servicio del Gobierno de turno, sino que además esta pretendiendo desacreditar este levantamiento legítimo de la ciudadanía en contra del intento de consolidación de fraude del MAS", expresó Aguirre.

Para la coordinadora, el masismo no ha dejado "viejas prácticas", pues "militantes serviles, fiscales que reciben las denuncias y jueces que inician persecuciones judiciales sin sentido", por lo que también expresó su rechazo contra la reforma judicial si es que esta se presta para perseguir a la oposición.

Hasta la fecha, Camacho no fue notificado por la denuncia de Troncoso, pero desde Creemos anunciaron que se alistan para la defensa cuando sea necesario y para que se respete una movilización legítima de la población.

Comentarios