Escucha esta nota aquí

Cinco pacientes en la capital cruceña, una de ellas fallecida hace una semana, además del estado delicado de una mujer en gestación en Montero, han presentado los signos y síntomas de la variante brasileña de coronavirus, aparte de los 16 (dos fallecidos) de Puerto Quijarro. Todos con un historial de viaje a Brasil.

“Una fallecida en la capital con antecedente de viaje a Brasil, por los días de evolución y la clínica, existe la posibilidad de que se trate de la nueva variante”, señaló Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

En Puerto Quijarro

Si bien, en el caso de Puerto Quijarro son datos preliminares, se esperan los resultados de las pruebas que se realizarán este fin de semana y que, de acuerdo a Hurtado, podría aumentar la cantidad de casos que se iniciaron con el contagio de una persona residente en Brasil que tiene contacto con sus padres, todos van a un matrimonio y ambos progenitores fallecen a los pocos días.

“De la circulación de la nueva variante yo puedo hablar de una probabilidad de que está hace más de un mes en Bolivia. Guayará y Riberalta tuvieron aumentos bruscos de casos. El tema de la frontera es preocupante”, dijo Hurtado.

El especialista explicó que los signos y síntomas que se presentan en estos casos son, por lo general, fiebre elevada en el primer día, a las pocas horas se presenta malestar general, manifestaciones respiratorias que terminan en intubación.

“Es más agresiva, más fácil de contagiar, porque fueron al matrimonio unas 50 personas y ya hay 16 enfermos de los que hemos podido diagnosticar hasta ahora. Hemos ido a Puerto Quijarro a hacer una línea de tiempo, ver dónde empezó el primer caso, se contagió de tal persona, fue a tal parte y ella empieza a contagiar a otros”, explicó Hurtado.

Por su parte, el director del Sedes, Marcelo Ríos indicó al programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio 103.3 que aún no tienen los resultados de los laboratorios de la clasificación del linaje genético.

“Estas pruebas se han tomado en varias partes del país. Se han enviado a Argentina y Brasil y en unos días más tendremos los resultados”, dijo Ríos.

El director del Sedes indicó que ha habido un aumento o brote de casos por Covid-19 fruto de las actividades de la población y algunas particulares que se encuentran en investigación.

Se pueden dar otras variantes

Para Ríos, la preocupación científica de lo que está sucediendo en el país se da porque, al tener una variante en Brasil confirmada y la otra, en la frontera con Perú y Chile con una variante que llega de EEUU, Bolivia está al medio de dos y que pueda generar que se forme una recombinación genética, formar una alter variante y que va a obtener la características de ambas.

Una es más transmisible y la otra es más letal, por eso es el pedido que hemos hecho de vacunar a las personas mayores de 60 años y con enfermedades de base”, dijo Ríos.

Al respecto, Hurtado sustentó esta explicación al indicar que las variantes se crean porque hay una sobreposición de cepas.

“Se juntan las variantes, compiten entre ellas y ahí el sistema inmune, que es el llamado a atacar, es el que hace el que varíe su secuencia genómica. Ya hay 87 mutaciones del coronavirus en el mundo. Cuatro o cinco de impacto y va a seguir mutando”, dijo.

Para entender mejor esta situación, Hurtado explicó que “un coronavirus es un zapato Nike, las cepas son los modelos de los zapatos y las variantes son los colores de los modelos. El coronavirus no va a variar, las cepas tampoco, lo que va a variar son las mutaciones. Los virus mutan, se adaptan y se transforman”.

De este modo, indicó que las vacunas se hacen con las cepas que circulan el año anterior y que sirven para prevenir los casos graves y muertes que de la enfermedad.

Acciones de contención

Si bien el Gobierno central ha señalado que se analizará el cierre de la frontera con Brasil cuando lleguen los resultados del extranjero, el Sedes ya comenzó con acciones de contención para tratar de evitar que la enfermedad se propague con mayor rapidez.

Una de ellas ha sido la vacunación de las personas mayores de 60 años y adultos mayores de 18 años con enfermedades de base en las poblaciones fronterizas.

“Esta enfermedad nos ha cambiado el chip a todos y lo que queremos tener ahora rápidamente es una buena conexión con el Gobierno para que nos den vacunas”, dijo Hurtado.

Hasta ayer, el Gobierno central no envió vacunas a Santa Cruz, de las 228.000 que llegaron la semana pasada producto del mecanismo Covax.

“Dijeron que enviarán la próxima semana, pero no han dicho cuántas ni cuándo”, indicó el gerente de Epidemiología.

Mientras tanto, el Sedes ha desplazado alrededor de 12.000 vacunas que tenían en stock y no se descarta realizar un balance y prestarse de las vacunas del personal de salud si es necesario para enviar a la frontera.

“La única estrategia de contención en la frontera es que la gente se cuide, que no pase al otro lado, que use barbijos y que vacunemos a la mayor cantidad de gente”, indicó Hurtado.

Gobierno central - Sedes

El gerente de Epidemiología lamentó que, hasta ayer, no existía una coordinación con el Ministerio de Salud para ver el caso de esta variante, más allá de la poca o nula coordinación con el tema de las vacunas.

“No nos han llamado del Ministerio. Sabemos que están en Puerto Quijarro pasando por encima de nosotros. Le pedimos al Gobierno que recapacite, que nos tome en cuenta, si vale el término, aunque siempre hemos trabajado de una manera coordinada, pero no es la manera de venir y saltarnos”, dijo.

Para saber

Datos

Hasta anoche, Santa Cruz presentaba 95.897 casos acumulados, de los cuales 256 se reportaron como nuevos ayer. Se registraron 12 fallecidos que se suman a los a 5.446 registrados. Se reportaron 332 recuperados.

Casos Graves
Hasta ayer había 102 personas ingresadas en las unidades de terapia intensiva.

Vacunación
Se continúa con la inoculación en todo el departamento.

La variante brasilera puede generar la tercera ola, porque no se está vacunando a la población

“Estamos a 45 días de una tercera ola si no hay más vacunas”, es la proyección de Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

El especialista explicó que Santa Cruz no se encuentra actualmente en un periodo de transición epidemiológica. “No estamos en una meseta baja, estamos en un periodo de mediana transmisión, con 400 casos en promedio por día y con muertos, estamos lejos de la situación de control”.

Hurtado señaló que lo que está sucediendo ahora es el inicio de un paraguas epidemiológico en la frontera con Brasil.

“En el rebrote en Santa Cruz, empezó aquí y cuando vimos que era insostenible, con 1200 casos, comenzamos a hablamos de un paraguas epidemiológico, porque se empieza a abrir en los municipios. Lo mismo sucederá aquí”, adelantó el galeno.

En este caso, al haber una amplia frontera con Brasil, la dispersión será en toda Bolivia.

Comentarios