Escucha esta nota aquí

Willma Collazo (72) tiene a su esposo enterrado en el cementerio La Cuchilla hace 25 años, en su mausoleo también están dos hermanos, su suegra y un tío. Llegó al Cementerio General para obtener la autorización para pintar sus nichos por la proximidad de los días de Todos Santos y Difuntos y se encontró con una aglomeración de personas que reclamaba porque, según ellos, el sistema se había vuelto manual y se estaban tardando mucho en emitir las órdenes de trabajos, e incluso se está pidiendo un pago de tasa que antes no existía, de Bs 60.

El descontento era general. Otra persona (eligió no dar su nombre) que tiene a sus difuntos en el cementerio Claracuta tuvo que traer a la dueña del mausoleo para que haga el trámite, pues no se acepta a terceros. “Debería haber más personal para que atiendan con más fluidez, se supone que en esta fecha hay más demanda”, reclamó.

“Yo siempre pago mis impuestos cada año, pero esta vez me sorprendió que me pidieron mis boletas (en papel) desde el 2011 hasta la fecha. Tres no aparecieron (en los archivos) y me mandaron a comprar unos timbres para que certifiquen que sí había pagado”, se quejó Willma, que ya llevaba media hora esperando.

“Están mal las cosas, piden papeles de años pasados, también piden que pague los impuestos y Bs 60 por la autorización para que entre a limpiar y pintar. Reconozco que la gente que atiende tiene buena voluntad, pero esto tarda mucho y he tenido que hacer tres viajes”, reclamó Marcelo Rivero.

La explicación oficial

Ronald Romero, director de Cementerios, manifestó que cuando llega el solicitante se introducen sus datos y el sistema arroja la información archivada a partir del 2013 (años que han pagado sus impuestos), pero desde ese año para atrás no existe registro porque esos pagos se hacían a mano, por eso ahora se pide que cada propietario lleve consigo sus boletas de papel para completar sus archivos y demostrar que está al día.

Así se estuvo operando hasta la jornada de ayer, pues al momento del cierre de esta edición Romero informó de que, para evitar malestares se definió que las boletas físicas podrán presentarse después.

“Antes -gestiones pasadas- no revisaban las carpetas, la gente venía con su último pago y listo; sin embargo, mirando sus carpetas no estaban al día. Por eso le estábamos pidiendo a la gente que vaya y busque”, explicó.

Respecto al novedoso cobro de Bs 60 detalló que la nueva Ley de Tasas manda que todo trámite administrativo tiene que tener un costo, por eso se emite una proforma de Bs 60 para autorizar la orden de trabajos. “El año pasado no se cobraba porque no había la Ley de Tasas”, aseveró.

Al filo del plazo

En la fila para la ventanilla el rumor es que los días 28 y 29 de octubre, prácticamente en el filo del plazo para remozar los mausoleos, no se va a cobrar por el trámite (Bs 60). Romero reconoce que así será debido a una disposición del alcalde Percy Fernández cuando no se ha visto un avance aceptable en el mantenimiento de los nichos.

Un vecino que escuchó el rumor prefirió pagar la tasa porque en su razonamiento, esperar hasta el 28 de octubre para librarse de ese cobro le saldrá más caro, pues para entonces los albañiles duplicarán sus tarifas.