Escucha esta nota aquí

En tiempo de cuarentena hasta en los velorios se tienen que cumplir protocolos. Funerarias en Santa Cruz han decidido tomar sus previsiones para brindar seguridad a los dolientes y a sus mismos funcionarios.

El salón velatorio Las Misiones, entre sus protocolos se encuentra el que un máximo de 10 personas pueden ingresar a sus salas que cuentan con alcohol en gel; además que se fumigan las salas todos los días. Los funcionarios en este salón inician sus funciones a las 8:00 y se retiran a las 16:00.  " Los familiares ya se quedan en sala, pero no en cantidad, un máximo de 10 personas", informaron. Las Misiones realiza el trámite para la emisión del certificado de defunción.

La figura es similar en el salón La Cruceña. "Si hubiera más de 10 dolientes, tienen que rotar. No es aconsejable quedarse toda la noche, sino hasta medianoche y volver al día siguiente. Se quiere evitar riesgo. Tomamos todas las previsiones, al ingreso hay agua con lavandina para los zapatos, los pisos son lavados con lavandina, también hay alcohol en gel, barbijos y gorros". Desde allí indicaron que todos los trámites para la emisión de certificados de defunción y permiso para entierro en los cementerios se los realiza en la mañana hasta mediodía.

En el caso de la funeraria Redentor, decidieron suspender sus servicios desde el 17 de marzo por precaución. "Nuestros ambientes son cerrados y aunque solo exisitieran 10 dolientes, uno puede contagiar. Igual existe el peligro", señaló el gerente general, Ricardo Arteaga. 

Comentarios