Escucha esta nota aquí

Los contagios de covid-19 continúan en ascenso por octava semana consecutiva en Santa Cruz, al igual que el número de pacientes con cuadros graves. Esto ha ocasionado un aumento en el uso de respiradores del 40% al 61% en los centros hospitalarios, mientras que algunas plantas y distribuidoras de oxígeno han empezado a registrar un incremento en la demanda del gas medicinal.

Pese a que la vacunación ha amortiguado el impacto de la cuarta ola de coronavirus, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) alerta que el índice de positividad se mantiene por encima del 15%, es decir que, de 100 pruebas tomadas, 15 dan positivo al virus. 

Además, observa un aumento gradual en la ocupación de camas, tanto de terapia intensiva como de cuidados intermedios. “Hay 83 personas en las salas de terapia intensiva, de las cuales 67 están conectadas a un respirador luchando por su vida y los especialistas médicos están realizando todos los esfuerzos para recuperarlos”, indicó el gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, en el reporte oficial del lunes.

Los datos muestran que el incremento gradual en la ocupación de terapias y de respiradores se viene registrando desde hace siete semanas. El 23 de septiembre el uso de respiradores llegaba al 40%, lo que subió al 51% el 1 de noviembre y actualmente alcanza al 61%, según los informes oficiales.

El doctor Osman Arteaga, del domo del hospital Japonés, indicó que este servicio tiene 18 camas de terapia habilitadas y que la ocupación en estos momentos es de un 95%. El servicio puede albergar hasta 26 camas, pero por falta de personal funciona con menos de su capacidad.

Por su parte, el responsable del Servicio de Terapia covid-19 del hospital San Juan de Dios, Andrés Martínez, informó que actualmente hay seis pacientes internados en dicha sala y que la ocupación llega al 37%.

En cuanto a la demanda de oxígeno, algunas plantas y distribuidoras del gas medicinal nuevamente han notado un aumento en los requerimientos de este insumo que se precisa para dar asistencia a los pacientes con complicaciones respiratorias, aunque por ahora el abastecimiento es normal y no hay escasez.

Este es el caso de la distribuidora Oxijin, que desde hace dos semanas ha empezado tener más solicitudes para la provisión de oxígeno no solo desde clínicas, sino que también desde hospitales y domicilios. Hasta hace un mes, los requerimientos cayeron hasta seis cilindros por día, pero desde hace unos 15 días los pedidos se reactivaron y ahora las entregas alcanzan a los 30 tubos por día.

“Hasta hace poco prácticamente se paralizaron los pedidos para pacientes con covid-19, pero desde hace dos semanas hemos vuelto a tener pedidos, incluso, desde domicilios”, manifestó David Parra, funcionario de la distribuidora, ubicada en la zona de la doble vía a La Guardia y quinto anillo.

Daniel Juárez, de la empresa Coboxi, indicó que en esa fábrica se mantienen los pedidos, pero considera que esto puede deberse a que la gente no ha podido llegar hasta sus instalaciones por los bloqueos.

La distribuidora Oxígeno Vital, que opera en La Paz, informó que también viene registrando un aumento en la demanda de oxígeno, de un 5% con relación a otros meses.

Con respecto a la disponibilidad de medicamentos del Sistema Único de Salud (SUS) para pacientes covid-19, el doctor Arteaga indicó que al menos en el Japonés el abastecimiento es casi normal, porque la mayoría de los medicamentos son entregados de forma gratuita por la farmacia institucional, pero siguen faltando sedantes y relajantes musculares, que deben ser adquiridos por los familiares de los pacientes.

Vacunación

Las autoridades sanitarias insisten en la vacunación porque ha demostrado que es la mejor forma de evitar complicaciones y muertes por el virus. Se basan en los datos estadísticos departamentales que muestran que las personas que no han recibido la vacuna son las que están copando los espacios de terapia y engrosando la cifra de fallecidos, toda vez que de los 40 fallecidos en las últimas semanas, 32 no estaban vacunados, lo que “demuestra que la vacuna es fundamental para evitar casos graves y muertes por covid”, dice un informe del Sedes.

Contrariamente a lo que se pensaba, el proceso inmunización avanzó de forma normal durante el paro multisectorial, lo que ha permitido hasta la fecha, que el 57% de la población objetivo tenga su primera dosis y el 47% haya completado el esquema de vacunación.

Este martes los puntos de vacunación registraron una gran afluencia de personas. Jéssica Severiche (35) llegó hasta el punto de la Udabol, donde después de hacer fila recibió la vacuna Janssen. Contó que en su familia quedaba solo ella sin la inmunización y por su mamá, que es diabética, tuvo que vencer sus temores y finalmente accedió a colocarse la dosis. Incluso, sus dos hijos, de 15 y 17 años de edad, que están dentro del último grupo habilitado, ya se hicieron vacunar.

La responsable de este punto de vacunación, Noemí Medina, destacó que, pese al paro, hay bastante asistencia de gente, lo que en ese lugar está permitiendo inmunizar un promedio de 400 personas por día, la mayoría menores de edad.

En Porongo también se abrió la vacunación a los mayores de 12 años. Este martes al menos un centenar de menores de edad llegaron hasta el centro de salud San Juan Bautista, uno de los autorizados para la aplicación de la dosis.
La atención en los puntos de este municipio de lunes a viernes, de 8:00 a 17:00.


Comentarios