Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega Muñoz

La mujer de 38 años que prostituía a su hija de 12 años, con personas mayores, llevándola a los alojamientos del centro de la capital cruceña, fue enviada a la cárcel de Palmasola con detención preventiva y la misma suerte corrió el cliente ocasional, un hombre de 54 años.

La fiscal asignada al caso, Herminia Prado, indicó que la audiencia cautelar en contra de las dos personas se realizó a las 13:30 de este miércoles, en el juzgado 14 de Instrucción Penal de la Pampa de la Isla.

“Ambos (por la madre y el cliente) imputados tienen detención preventiva”, dijo la fiscal en contacto telefónico con EL DEBER.

El hecho salió a la luz luego que una vendedora ambulante en la zona del mercado Los Pozos, observara el actuar sospechoso de la madre de la menor junto a un hombre mayor y cuando ingresan los tres a un alojamiento del mercado Los Pozos, como si fueran una familia. Al descubrir que la niña era la que estaba en una de las piezas con el depravado sujeto, denunció el hecho a la Policía.

Según las investigaciones, la víctima, de 12 años, venia siendo abusada desde los 8 años. A los 9 quedó embarazada de su padrastro, pero la madre la hizo abortar pero el caso no llegó a ser conocido por las autoridades.


Comentarios