Escucha esta nota aquí

Después de sufrir una descompensación y de ser ingresado de urgencia en la clínica Incor, el líder de la alianza política Creemos, Luis Fernando Camacho, recibió el alta médica en horas de la madrugada. Los médicos descartaron que el candidato a gobernador de Santa Cruz esté infectado con Covid-19, pero se le pidió que guarde reposo.

El exdirigente cívico fue ingresado la noche del miércoles a la clínica Incor, donde le realizaron una serie de análisis y controles médicos. Horas después, cerca de las 02:00 de la madrugada, retornó a su domicilio con una recomendación de un control cardiológico.

El médico que lo atendió explicó que se le pidieron radiografías debido a que también presentaba dolores en el tórax. "Lo único que hemos podido encontrar es una taquicardia. El paciente mostró mejoría y con los resultados negativos fue enviado a su casa", informó a los medios de comunicación.

El candidato a la Gobernación por Creemos semanifestó vía Facebook. Expuso que se encuentra "muy bien y en casa, gracias a Dios", a tiempo de agradecer también las muestras de afecto recibidas. "Fue solo una descompensación, estoy listo para continuar la lucha al lado de ustedes", afirmó.

Además, en las últimas horas, Camacho había publicado un video en el que cuestionaba al presidente Luis Arce Catacora por el manejo de la crisis sanitaria por el Covid-19.

En su mensaje, el candidato criticaba al presidente Arce y al exmandatario Evo Morales por hacer atender su salud fuera del país o en clínicas caras, y que aún así tenga la cara de pedirle al país “paciencia” para recibir las vacunas contra el Covid-19, como lo manifestó  el mandatario en un discurso. 

“Usted, presidente Luis Arce, atiende su salud en una costosa clínica de Brasil. Hoy, su jefe Evo es atendido en otra clínica privada y así ¿tiene la cara de pedirle a nuestro pueblo que aguante?”, cuestionaba el exlíder cívico.

También aprovechó el video para recordar que el 2016, cuando Arce era ministro de Economía, “ofrecieron 46 hospitales, y por si no se acuerda, nunca los entregaron. El padre Mateo  y los médicos, con el apoyo de todos los bolivianos, le exigieron el 10% del PIB para la salud. Ustedes los apalearon y los gasificaron”, cuestiona Luís Fernando Camacho.

“Le exigimos que apruebe de inmediato normas que autoricen a las Gobernaciones la compra directa en el exterior y también faciliten al sector farmacéutico privado la importación rápida de cualquiera de las vacunas aprobadas por la OMS. Sólo así enfrentaremos eficazmente la pandemia”, subrayaba en su video.

Comentarios