Escucha esta nota aquí

Instituciones del municipio de Concepción (capital de la provincia de Ñuflo de Chávez), dieron un plazo de 72 horas para que la gente que ingresó a lotear el área ecológica de la Laguna, abandone por sus propios medios el lugar, caso contrario, se utilizará la fuerza pública para proceder al desalojo.

Un documento en ese sentido fue suscrito ayer entre el Gobierno Autónomo Municipal, el Comité Cívico y representantes vecinales y de las OTB de la zona de influencia del cuerpo de agua.

El presidente cívico, José Serrate, dijo que no permitirán que ese patrimonio de Concepción sea avasallado y, si es preciso, la población se levantará en su defensa.

“Hace años había cuatro hectáreas de agua y ahí se hizo el adobe para construir nuestra catedral. La Laguna es historia viva de Concepción. La gente me está llamando para que vayamos a sacar a estos abusivos, pero esperaremos que actúe el municipio”, afirmó Serrate.

Rosa Ruiz y Manuel Mojica, en representación de los loteadores, justificaron que la Laguna se encontraba abandonada, convertida en un basural y en un nido de malvivientes. “Lo único que queremos las 120 personas que estamos allí, es un lugar donde vivir y solo saldremos si el municipio nos reubica en otros terrenos”, coincidieron.

Los loteadores son vecinos de Concepción y de comunidades aledañas. Tomaron el predio el 1º de mayo, plantaron postes, limpiaron el terreno y hasta edificaron cuartos de madera.

Lucero Mansilla, responsable de medioambiente del municipio, advirtió que la zona no es habitable por las características del suelo, que tiene agua subterránea.
“La Ley de medio ambiente y forestal establece que esa área es de servidumbre ecológica”, explicó Mansilla.

El alcalde, David Mollinedo, recordó que el avasallamiento es un delito que se paga con cárcel, por lo que estas personas, de no salir del área, serán desalojadas y procesadas, aseguró. /JH

Tags