Escucha esta nota aquí

El rechazo fue mayoritario. Organizaciones ambientalistas, la Gobernación y autoridades municipales de Santa Cruz de la Sierra presentaron argumentos jurídicos y medioambientales contra el anteproyecto de ley nacional del diputado masista Edgar Montaño, que, para construir un segundo puente entre Porongo y Santa Cruz, propuso modificar las leyes N.º 2122, de Patrimonio Histórico y Natural, y N.º 2913, del Parque Ecológico Metropolitano; ambas de protección del cordón ecológico. 

Salvo la exposición de Julio César Carrillo, alcalde de Porongo, que no mostró oposición en el foro que organizó el Comité pro Santa Cruz ayer, a la cabeza de Fernando Cuéllar, el resto, empezando por Luis Aguilera, del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del río Piraí (Searpi), argumentaron que cambiar la normativa era quitarle protección a los bosques ribereños sin necesidad.  

Los argumentos
Según Aguilera, existen 12 normas que dan protección al ‘cordón’, entre ellas la Constitución, y el puente que prevé Montaño se puede edificar de la mano de la normativa existente. La investigadora Sandra Quiroga, de la UNE, y Eliana Torrico, del Colectivo Árbol, desnudaron la deforestación de las riberas. Angélica Sosa, titular del Concejo, ratificó que solicitó a la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, que se desestime esa propuesta en lo que toca a Santa Cruz.

Montaño defendió su propuesta, pero Henry Cabrera, titular de la Brigada Parlamentaria, aclaró que no hay apuro para aprobar el proyecto de su correligionario y que primero se lo discutirá con más sectores. 

Tags

Comentarios