Escucha esta nota aquí

Berthy Vaca Justiniano 

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) declaró ayer alerta naranja en todo el departamento a raíz del inusitado incremento de casos de influenza, lo cual significa que se activa el Comité de Operaciones de Emergencia en Salud (COES) y se pone en apronte el sistema de salud público, privado y de seguridad social a fin de poder controlar la posible epidemia.

Marcelo Ríos, director del Sedes, reveló que los centros de salud registraron un aumento considerable de la influenza en la población las últimas dos semanas, teniendo a la fecha 224 casos sospechosos, de los cuales se han confirmado por laboratorio 32 casos de AH1N1.

“En las últimas semanas han aumentado las enfermedades respiratorias, entre ellas la influenza, la que más nos preocupa. Esto nos ha obligado a emitir la declaratoria de alerta naranja, toda vez que el virus está circulando”, dijo Ríos y agregó que las vacunas (150.000 dosis) llegarán en abril.

Mientras tanto, la población debe mitigar la propagación con los filtros: el distanciamiento, el uso de alcohol en gel, el lavado de manos en los colegios, en el trabajo, en casa y en lugares públicos.

Dengue en los colegios

El mosquito Aedes aegypti ha provocado ausentismo de los estudiantes en unidades educativas, pues muchos contrajeron el virus e incluso han pasado varios días internados en hospitales.

Es el caso del colegio fiscal Ramón Darío Gutiérrez I, turno mañana, donde hace dos semanas el dengue hizo faltar a clases hasta un 25% de un total de 581 alumnos. “Ahorita están hospitalizados siete estudiantes con dengue hemorrágico. Hoy, más de 30 estudiantes no asistieron a clases por lo mismo”, dijo el director Edgar Narváez Villa.

En el Centro Educativo Caritas (de convenio), situado en la zona sur de la ciudad, el asistente de dirección, Rodrigo Vargas, informó de que en las últimas dos semanas entre 30 y 40 estudiantes faltaron por día. Las ausencias han disminuido. Por ejemplo, ayer pidieron licencia 15 chicos. Las instalaciones del colegio han sido fumigadas tres veces en este año.

En el colegio privado Uboldi las ausencias de los estudiantes se notaron más hace dos semanas, cuando faltaron hasta seis chicos por curso en el nivel primario, donde hay 12 aulas.

Doris Zambrana, la vicedirectora, señaló que se aplican filtros como el uso de alcohol en gel y otras medidas de prevención.

El dengue ha cobrado otras dos muertes, detalló Roberto Tórrez del Sedes, por lo que las víctimas fatales subieron a ocho. La autoridad indicó que hasta ayer, los centros de salud han atendido unos 37.000 casos, de los cuales cerca de 3.800 han sido confirmados. Asimismo, se han notificado 41 fallecidos. El Comité Científico analizó 17 casos. De ese total, ocho muertes han sido por dengue y nueve por otras causas.

El hospital de niños cambia la modalidad de atención y da prioridad a pacientes más graves

La administración del Hospital de Niños Mario Ortiz cambió su mecanismo de atención a los pacientes, dando prioridad a los casos de mayor gravedad y no así a la orden de llegada o de turno.

Así lo informó el secretario ejecutivo del sindicato de médicos de este hospital, Marcelo Terán. El centro hospitalario experimenta una sobresaturación de pacientes por el dengue.

Terán reiteró que a la fecha no han recibido los 75 ítems comprometidos por el Ministerio de Salud. El médico mostró su preocupación, debido a que a la epidemia del dengue se están sumando de forma temprana casos de influenza, enfermedad que es frecuente a fines de abril o principios de mayo.

Otros centros médicos, como el Hospital Municipal de la Villa Primero de Mayo, han extremado recursos para restablecer a decena de pacientes afectados por el dengue.

Mario Arano, director del nosocomio público, manifestó que desde enero a la fecha han sido atendidos 116 niños, de entre uno y 12 años, víctimas del dengue, de los cuales 13 siguen internados, pero todos están fuera de peligro.



Comentarios