Escucha esta nota aquí

Un total de 30 balanzas fueron decomisadas por funcionarios de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra porque estaban adulteradas. El operativo se realizó en el mercado de la Villa Primero de Mayo, donde se encontró la mayor cantidad de balanzas que no registraban el peso correcto.

Estas herramientas que utilizan los vendedores de frutas, verduras, carnes y productos a granel tenían una adulteración de hasta 200 gramos, según el 
director de Mercados Minoristas de la comuna cruceña, Ronald Callejas.

Los comerciantes fueron advertidos y no se descarta que haya sanciones como la clausura de sus negocios si continúan infringiendo las normas, que se traduce en un engaño para el comprador.

Gualberto Condori, responsable de Control de Productos, dijo que la sanción para comerciantes infractores en primera instancia es económica y el decomiso de su balanza. En caso de ser reincidente se procede a la clausura de su negocio.

En relación a los productos de dudosa procedencia, son decomisados sin reclamo alguno. Estos son aquellos que no cuentan con registro sanitario, fecha de elaboración o etiquetas correspondientes.

Comentarios