Escucha esta nota aquí

El equipo de Rescate de Fauna Silvestre de la Gobernación de Santa Cruz, en un operativo conjunto con la Policía Forestal Medioambiental (POFOMA), decomisó alrededor de 450 huevos de peta, carne de tatú y 24 totaquis.

El operativo se llevó a cabo en las inmediaciones del mercado los Pozos, ante la denuncia de personas que indicaban que se estaba comercializando carne de fauna silvestre. 

Durante la acción se procedió a notificar a las personas que venden en la zona por la ilegalidad de la venta de carne de especies silvestre y sus derivados, indicó Paola Montenegro, coordinadora del Programa de Biodiversidad.

En la zona denominada Tajibo fueron intervenidas tres tiendas donde se estaba comercializando partes de animales silvestres.

En Bolivia está vigente, desde el año 1980, una veda total e indefinida para la comercialización, traslado o tenencia de cualquier animal silvestre o sus derivados, contemplando una pena entre 5 y 6 años de cárcel. 

Dentro de la Constitución Política del Estado se reconoce a los animales silvestres como patrimonio del Estado. 


Comentarios