Escucha esta nota aquí

Durante los días de celebración de Todos Santos y el Día de los Difuntos, entre el 1 y 2 de noviembre,  la municipalidad desplazó 560 funcionarios, de ellos 400 gendarmes, que lograron decomisar 80 litros de bebidas alcohólicas en diferentes cementerios, así como la atención de cuatro emergencias por picaduras de abejas y de alacrán.

En un balance hecho por la comuna, luego del feriado, se conoció que el Departamento de Emergencia Municipal (DEM) desplazó 50 personas, entre rescatistas, médicos y paramédicos. Siendo la labor más importante el desagüe del cementerio del barrio Amboró, el cual se anegó tras la lluvia y los dolientes no podían llegar hasta las tumbas de sus fallecidos. 

A su turno, funcionarios de Espacios Públicos, que envió a 50 personas, además de descubrir el licor,  decomisaron enseres, sillas y mesas de vendedores que se asentaron sin autorización en los alrededores de las necrópolis.

Alerta Temprana, con 10 personas, fumigó colmenas de abejas que amenazaban a los visitantes en varios camposantos.
Asimismo, personal de Abastecimiento y Servicios verificó que se cumpliera la lista de precios de las flores, tanto en los mercados y ferias mayoristas como cerca de los cementerios. 

Otro grupo se desplazó hasta los mercados La Ramada, Los Pozos y Mutualista, donde decomisó panes, tortas, bizcochos y galletas en mal estado, además de 15 kilos de carne en estado de descomposición, y 300 unidades y 40 paquetes de caramelos y chocolates con fecha de consumo vencida.

Por último, el gerente de Emacruz, Johnny Bowles, indicó que desplazó 600 funcionarios que colocaron 60 contenedores, logrando recolectar entre 1.300 y 1.700 toneladas los dos días de la celebración en los camposantos.

Comentarios