Escucha esta nota aquí

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, condenó los hechos de amedrentamiento a pobladores y acciones de hecho de carácter violento por parte de bloqueadores, quienes retuvieron ilegalmente a ocho personas en la ruta a los valles y pidió que se inicie una investigación al respecto.

“Pedimos al Ministerio Público que con carácter de urgencia investigue todas las agresiones y delitos cometidos en el marco de las protestas, bloqueos y desbloqueos sucedidos en Samaipata, durante los días 7 y 8 de agosto, y que procese y sancione a quienes resulten responsables”, manifestó en un comunicado de prensa de la Defensoría.

Cruz informó que la institución a través de su Delegación Defensorial en Santa Cruz, intervino para la liberación de las ocho personas retenidas.

Cruz expresó su preocupación por la posibilidad anunciada de trasladar a la jurisdicción de la ciudad de La Paz a las personas que presuntamente hubiesen cometido delitos en Samaipata, porque desde su punto de vista esa medida vulneraría la garantía del juez natural, que se encontraría radicado en Samaipata o, en su defecto, en la jurisdicción más cercana a esta localidad, en el departamento de Santa Cruz.

Asimismo, condenó que civiles pretendan ilegalmente arrogarse atribuciones de esta institución y que ejerzan actos de violencia o intimidación en contra de periodistas y de otras personas sin importar los motivos que puedan esgrimir y recordó que la Policía Boliviana es la única institución constitucional encargada de dar seguridad e impedir actos de violencia.

Este domingo se mantienen dos puntos de bloqueo en la ruta a los valles, uno en Mairana y otro en Tuquipaya. En este último el sábado por la noche se logró liberar a ocho personas que estaban secuestrada por los manifestantes.



Comentarios